jueves, 21 de febrero de 2008

PASTELERÍA LA COLMENA Y CERERÍA SUBIRÀ


¿Sabíais que los caramelos de la Pastelería La Colmena de Barcelona, son los caramelos artesanos más antiguos de España?. Bueno pues no se si vosotros lo sabíais pero mi tía Marichu de Zaragoza si lo sabe y además son sus preferidos.



Por lo visto se le están acabando las provisiones, pues la semana pasada me lanzó un S.O.S., repitieéndome como siempre: "Piensa que estos caramelos ya nos los compraba tu abuelo cuando tu madre y yo eramos pequeñas".

Bueno pues aprovechando que hace buen día, tengo tiempo y he de hacer otro recado por aquella zona, me acerco a la Plaza Cataluña, donde cojo el autobús 17, para bajarme en Vía Layetana con Plaza del Angel.

Cruzo la plaza y en el número 12 llego a mi destino, ante mi se encuentra La Colmena, pero antes de entrar me paro un momento, me gusta oler los aromas que se escapan del inteior cada vez que un cliente entra o sale de la tienda.

Como tengo que esperar un poco a que me atiendan aprovecho para hacer unas fotos.


Dentro de la pastelería hay dos grupos de "guiris" dudando entre los montones de pastas, pasteles, bocadillos..., y es que son las once y media, a ellos probablemente les servirá de comida y ... a mi se me está haciendo la boca agua.

Cuando al fin llega mi turno, he de contenerme para no pedir un bocadillo de jamón. Recuerdo que muchas tardes mi padre nos traía a mi hermano y a mi a merendar y yo invariablemente pedía el bocadillo de jamón, os aseguro que lo hacen buenísimo.

Compro dos kilos de caramelos variados y salgo a la plaza. La Colmena está en la Plaza del Angel esquina a la Baixada de la Llibretería.

Pues aprovechando que estoy allí, entró con la excusa de comprar un par de velas en la Cerería Subirá, que está en el número 7 de esa calle.


Entrar allí es un gusto que me doy por lo menos una vez al año. Esta tienda es la más antigua de Barcelona, junto a La Herboristería del Rey" de la que ya hemos hablado en este blog. Fundada en 1847 se creó como un establecimiento dedicado a la moda, hasta que en 1909 se transformó en una cerería. Si bien inicialmente con probabilidad, el negocio se ceñía unicamente a cirios y velas destinadas principalmente para las iglesias, en la actualidad allí podemos encontrar velas de todo tipo, desde las más clásicas a las más actuales.


El hecho de que en la fachada rece la fecha 1761, se debe a que inicialmente la cerería estaba situada en la calle Argentería, y se trasladó al lugar que hoy ocupa en 1909.






Entrar en Subirà es remontarse en el tiempo, parece que en la decoración nada haya cambiado.

Pero ¡vaya! ya me llega el turno, compro un par de velas y salgo a la calle.

Voy subiendo por la calle Llibretería hasta llegar a la Plaza de San Jaime, pocos pasos antes de llegar tocan las doce y se pueden oír las notas del carrillón del Palau de la Generalitat. Por cierto para los de Barcelona y para los que paséis a visitarnos, sabed que cada primer domingo de mes, a las doce del mediodía, se ofrece un concierto de carrillón, que podréis escuchar mientras paseáis por "El patio de los Naranjos", la entrada es gratuita. ¡Animaros que vale la pena!

Bueno y un poco más ligero sigo por la calle Ferran hasta las Ramblas donde antes de coger el autobús para dirigirme a casa compraré un ramo de claveles.

4 comentarios:

mar dijo...

¡Que maravilla Pilar! como me gusta escucharte bueno leerte aunque yo te escucho, jaja, no conozco Barcelona, hoy precisamente está mi hijo alli con la gira myspace dando un concierto, tengo muchas ganas de ir.

Me encanta la tienda de los caramelos, pero la de las velas me vuelve loca, me encantan, tengo fama de dar suerte cuando alguien me pide que le encienda una vela, así que tengo de un montón de formas y colores, ahí seguro que caia alguna.

Gracias por enseñarnos un poquito Barcelona, si alguna vez me acerco ya te preguntaré lo que ver y si puedo me tomaré un cafelito contigo, besitos.

Pilar dijo...

Mar, queda en pie lo de irnos a tomar el cafetito juntas si vienes por Barcelona, espero que a tu hijo le haya ido muy bien entre nosotros, y lo de las velas que me dices es fantástico, ¡qué maravilla poder dar un poco de suerte a la gente!. Un abrazo

Angeles Toribio dijo...

LA Colmena es clásica, pero está mucho más frecuentada la Pastisseria Santa Clara. Tienen roscones rellenos de mazapán. Por Sant Cristófol, un volante de mazapán y frutas; Santa Eulàlia, las tijeras; Sant Eloi, un yunque.
Quedan pocas tiendas que no sean para turistas: de zapatillas, de ropa, una cacharrería, la Santa Clara, la Colmena, en la Baixada LLibreteria. En la calle Dagueria, taller de puntes Oliveras y colmado Alimentació Canals. (2010)

Angeles Toribio dijo...

Desde la plaza de Catalunya se puede ir andando, si no se lleva peso ni se está cansada, hasta la calle Jaume I.