domingo, 12 de enero de 2020

¡¡¡AL RICO ESCABECHE!!!


He de decir que en casa el rey de los escabeches es mi marido, los hace de todo de atún, de sardinas, de conejo, de pollo... En esta ocasión lo ha preparado de pollo.

He buscado en internet los orígenes del escabeche y esto es lo que he encontrado:
Parece que la palabra escabeche , proviene del árabo-persa: sikbâg, "guiso con vinagre" que en Persia se refería a un guiso de carne con vinagre y otros ingredientes que ya aparece citado en “Las mil y una noches”. La pronunciación vulgar de “sikbâg” sonaba a “iskebech”, que pasó a "escabetx y más tarde a escabeche
Además del elemento principal, carne, pescado  o verdura los elementos que conforman el escabeche son el vinagre como ya hemos dicho, especias y aceite.
 Aunque extendido por el área del Mediterráneo, suele señalarse en los recetarios internacionales como un proceso de los alimentos genuinamente español



La forma castellana “escabeche” apareció escrita, por vez primera, en 1525, en el "Libro de los Guisados" de Ruperto de Nola

-->

Ingredientes:

1/2 de pechuga de pollo cortada a dados salpimentada


 2 Cebollas grandecitas

3 Zanahorias

Una cabeza de ajos

Pimienta en bayas

Pimentón dulce y picante  (al gusto de cada cual)

Aceite, sal

Vinagre, preferentemente de manzana por ser más suave

Hierbas aromáticas : Ajedrea, romero, tomillo, orégano y laurel, la proporción ya es a gusto de cada quien, igual que el tipo de vinagre.

Una cazuela e barro

Elaboración:

Preparar tres vasos de vino iguales,  uno con aceite, uno con agua y otro con vinagre. En una sartén poner parte del aceite y en ella freír la cabeza de ajos partida por la mitad en horizontal, de manera que las partes cortadas queden tocando el aceite, dejarlas dorar, retirarlas y colocarlas en una cazuela de barro.

Echar el resto del aceite a la sartén y ahí cuando el aceite esté bien caliente colocar los dados de pechuga, darle unas vueltas hasta que queden sellados y tiernos por dentro, retirar de la sartén y llevar a la cazuela de barro.

    (Dibujos tomados de Internet)

Añadir al aceite de la sartén aún bien caliente las dos hojas de laurel y las hierbas aromáticas sin troncos, dejar que se hagan un poco bajar el fuego, cuando ya no borbotee añadir una cucharada de los pimentones y un puñado de bayas de pimienta. 

Llevar un momento fuera del fuego y cuando el aceite haya bajado la temperatura lo suficiente para que no salte,  añadirle el agua y el vinagre pero con mucho cuidado, mezclar bien y volver al fuego para que evapore el alcohol del vinagre.

Verter el contenido de la sartén sobre el pollo en la cazuela.

El escabeche ya está hecho pero a nosotros nos gusta añadirle zanahoria y cebolla. Para ello limpiar y cortar las zanahorias en rodajitas, hervirlas y escurrirlas. Pochar la cebolla en una sartén y a media cocción añadirles las zanahorias hervidas, seguir en el fuego hasta que acabe de hacerse la cebolla. Retirar del fuego y añadir a la cazuela de barro.


Tapar la cazuela y dejar reposar fuera de la nevera mínimo 48 horas.

Nota: El poner más o menos pimentón picante depende del gusto de cada cual. 

RECORDAR : Sacar la sartén del fuego a la hora de añadir el agua y vinagre. El aceite no debe estar hirviendo ni frío, pues en ese caso el vinagre no evaporaría el alcohol

Fuente: Familiar







viernes, 3 de enero de 2020

PASTA CON BUTIFARRA NEGRA Y SETAS


Lo primero desde aquí desearos lo mejor para el Año que empieza, para vosotros y vuestras familias y agradeceros las visitas que habéis hecho a mi blog y el cariño que siempre transmitis en vuestros comentarios

Y ahora vamos con la receta de hoy. La verdad es que en casa entre semana variamos muy poco el menú, verdura, ensalada, plancha , vapor y se acabó, pero de vez en cuando alternamos algún plato diferente. Hoy ha sido el caso y he preparado esta pasta que nos sirvieron el otro día en casa de uno de mis hijos y que nos gusto mucho.
Vamos pues con la receta:

Ingredientes:


Pasta (la que prefiráis)
Setas
Butifarra negra


Ajo, perejil, sal,  pimienta y aceite

Elaboración:

Hervimos la pasta al dente, escurrimos lavamos y reservamos.

Freímos las setas añadiéndoles al final una picada de ajo y perejil. Sacar la piel a la butifarra, cortarla a daditos o picarla como prefiráis, echarla en la sartén en que tengamos listas las setas, mezclar.

En un wok con un poco de aceite rehogamos la pasta y le unimos inmediatamente la mezcla de setas y butifarra, dar unas vueltas y servir muy caliente.


Una vez en los platos se puede aderezar con aceite picante.


Y las Fiestas de Navidad se nos están yendo, sólo quedan los Reyes, ¿habéis sido buenos?. Me da mucha pena quitar los adornos, cada año hago esa operación el día 6 de Enero al atardecer cuando ya nos quedamos sólos y me lleva mucho, muchísimo rato el poner cada cosa en su sitio en sus cajas rotuladas para que el próximo año me facilite a la hora de decorar la casa. Os he hablado alguna vez  de mis "órdenes", me encanta encontrar las cosas a la primera, como muestra un botón:



Nota: Este plato de pasta con butifarra gana mucho si en vez de champiñones utilizamos setas de temporada

Fuente: Mon P.

domingo, 22 de diciembre de 2019

¡¡¡FELICES FIESTAS Y GALLETAS DE NAVIDAD!!!


Quiero desearos a todos desde aquí unas Felices Fiestas y que  el próximo 2020  llegue cargado de salud y alegría

Estos días aquí en mi casa, como imagino que en la mayoría de vuestros hogares es un "no parar" que si idear los menús, preparar los adornos de la mesa, escribir la carta a los Reyes Magos con los más


pequeños, discurrir regalos, comprarlos, envolverlos, preparar los villancicos... 

                           

El móvil y el ordenador hierven  de mensajes y llamadas, es el momento de recuperar el contacto con esos queridos amigos, con los que por el ajetreo o la distancia hemos tenido únicamente en nuestro recuerdo.


Por si fuera poco yo cada año para Navidad hago montones y montones de galletas para regalar a familiares y amigos y no sabéis las hora que me paso confeccionándolas, pero me encanta hacerlas y ya se ha convertido en una tradición.



 La verdad es que disfruto cada momento. Yo soy de las que lo celebraría todo, siempre pienso aquello de que "si hoy estás bien aprovecha" y aprovecha a tope, la vida es corta y no la podemos desperdiciar. Así que ¡ala! a seguir que ya queda muy poquito para la Nochebuena y aún todos tenemos muchas cosas por hacer. 

Esta vez no dejo ninguna receta, supongo que a estas alturas ya todo el mundo tiene claros los menús, eso si aprovecho para de nuevo desearos a todos  unas muy FELICES FIESTAS .

jueves, 12 de diciembre de 2019

PASTEL DE CASTAÑAS


El otro día en mi visita a vuestros blogs encontré en el de Nenalinda, esta receta que me cautivo a primera vista, está súper bien explicada, me decidí a hacerla y el resultado fue magnífico, además de sencilla de hacer me permitió experimentar con la crema de castañas, ingrediente que yo nunca había utilizado. Desde aquí te doy las gracias Chus y os invito a las que no la conozcais a entrar en su blog, seguro que no os defraudará.


Me encanta la Navidad y todo lo que conlleva, adornar la casa, compras, de regalos,  vivir la ilusión de los peques de la familia, vestir la mesa de gala... en fin  todo es que nos deja agotados pero felices un año más.

Yo aproveche el puente para dejar la casa más o menos a punto, me encanta el perfume de la pinaza y el eucalipto, mezclado con el de las galletas de jengibre, el vino caliente especiado, bueno todo eso que nos inunda cada año y nos transporta a la navidad.


Las dos primeras candelas de Navidad ya están encendidas

Bueno pero no me extiendo más y voy ya con la receta:

Ingredientes:

 250 g de crema de castaña (la encontré en el Rincón del Gourmet del Corte Inglés)
120 g de harina de almendras
100 g de azúcar
75 g de harina de trigo
100 g de mantequilla  pomada
3 huevos
8 g de levadura Royal
Una pizca de sal

Elaboración


Conectar el horno a 180º

Separar las yemas de las claras, montar estas últimas a semi punto de nieve, reservar

En un bol unir la mantequilla, las yemas de huevo y el azúcar . Yo lo mezcle en la Kitchen Aid, aunque también se puede hacer este paso a mano. A continuación incorporar la crema de castaña y segui mezclando.

En otro bol mezclamos la harina. la levadura y la almendra, cuando estos tres elementos estén bien unidos los echamos sobre la crema anterior y seguimos mezclando, por último añadimos las claras semimontadas y acabamos de incorporar a la crema  con movimientos envolventes.

Engrasamos un molde y en él colocamos nuestra crema, que llevaremos al horno precalentado , instalando el molde a media altura calor arriba y abajo. 

En aproximadamente 30 minutos nuestro pastel estará listo, aunque como dice Nenalinda eso depende de cada horno, por lo que antes de retirarlo probaremos la cocción con una brocheta.


Una vez fría la desmoldamos y cubrimos con azúcar glas. Yo en este caso y ya que era para un te
navideño la adorné con tres pequeños abetos.

Quedó un pastel delicioso, gracias otra vez Chus.

sábado, 30 de noviembre de 2019

TARTA OREO Y CASA NAVAS


Ante todo voy a dejaros la receta de la Tarta Oreo, esta receta la saqué de internet, aunque le he hecho bastantes modificaciones.

Ingredientes:


Harina 225 g.
Azúcar moreno 65 g.
Mantequilla 150g.

600 g de queso crema
100 g de chocolate negro
200 g de dulce de leche
200 g de crema de leche
100 g de mantequilla
Galletas Oreo para decorar

Elaboración

En un bol y con las manos mezclamos la harina  con el azúcar moreno, añadimos la mantequilla a dados o pasada por un rallador grueso.

Engrasamos un molde desmoldable y sobre él ponemos la masa anterior, chafándola bien para que quede regular,  la llevamos al horno que ya habremos precalentado a 180º y la mantenemos unos quince minutos.

Con ayuda del microondas hacemos una crema con el chocolate y 100 g de crema de leche. Reservamos

Mientras tanto en un bol echamos el queso crema, el dulce de leche y 100 g de crema de leche, mezclamos a mano con batidor.

Ya habremos sacado el molde del horno y enfriado

Colocar en los laterales del molde de pie las galletas Oreo

A continuación echar sobre el fondo la mitad de la mezcla de queso,  crema y dulce de leche, le desmenuzamos galletas Oreo con los dedos encima para luego cubrirlas con el resto  de la crema.

Llevar a la nevera como mínimo durante dos horas


Sobre la superficie y tratando de que no se derrame por los lados, echamos la crema de chocolate y por último en el centro, dos o tres Oreos desmenuzadas. Nuestro pastel estará terminado.

Y ahora os voy a hablar de una preciosa casa modernista del arquitecto Lluis Domènech i Montaner,
'                     
No se si conocéis Reus una población catalana a 15 Km de Tarragona, ayer fuimos con mis cuñadas a visitarla atraídas por la fama de su Casa Navàs. Hasta hace poco yo no sabía de la existencia de esta joya del modernismo y he de decir  que no me decepcionó lo más mínimo, al contrario pienso que es una de las imperdibles de las rutas modernistas. uno de los mejores ejemplos del Modernismo a nivel europeo, realizado como ya he dicho por Lluís Domènech y Montaner. 



La Casa Navàs, ubicada en la Plaza Mercadal, conserva prácticamente todos los elementos tal y como quedó cuando terminó su construcción: las luces, el mobiliario, las tapicerías bordadas, la ropa del hogar, los damascos de los balcones para los días de fiesta, los estores y los tejidos de seda de las paredes.




Hicimos una visita por la casa con un guía muy documentado, nos encantó. Al salir nos dirigimos, en la misma plaza, al Gaudi Centre.

El Gaudi Centre es el homenaje que la ciudad natal de Gaudí dedica a su hijo más universal. Es un espacio para descubrir a Gaudí y entender la genialidad de su obra. Un espacio dotado con las infraestructuras más modernas y la última tecnología audiovisual, creado para abrir los sentidos y la mente a nuevas experiencias. Nuevos caminos que llevaran a entender y vivir el mundo de otra manera.

Coincidimos en nuestra visita con dos colegios de niños, unos de 6 años y otro de 8, me gustó ver como niños tan pequeños ponían una gran atención a las explicaciones que les daban sus maestros, lo concentrados que estaban viendo los audiovisuales y como se detenían para hacer funcionar los pequeños artilugios  que en diferentes salas del museo ayudan a descubrir   las formas gaudinianas . 

La tarde la dedicamos a conocer Reus siguiendo su ruta modernista y para terminar entramos en una tienda para comprar Vermut y avellanas, en Reus hay una ruta del vermut que no hicimos pues ya era hora de regresar a Barcelona. Y en cuanto a la avellana os diré que ya se cultivaba en la zona de Reus  en el siglo XIII. El cultivo de este fruto aumentó a finales del siglo XIX con la aparición de la filoxera y la desaparición de las cepas, Hasta entonces Reus fue una de la tres ciudades líderes en el mercado de los destilados, de ahí viene la famosa frase : Reus, París y Londres.




martes, 19 de noviembre de 2019

DELICIOSOS CORTADITOS O PASTEL DE LIMÓN





Digo deliciosos y es la pura verdad, encontré el otro día esta receta de Directo al paladar y aunque con un poco de pereza me puse manos a la masa, el resultado: Matrícula Cum Laude. Hace unos diez días que  descubrí  estos cortaditos y ya los he hecho tres veces para diferentes personas, por algo será. Se puede presentar como tarta o como cortaditos, el resultado es el mismo, frescos y deliciosos. A los cortaditos en casa ya los hemos bautizado como "Limoncelos"   Bueno y sin más cháchara a por ellos.

Ingredientes

Harina 225 g.
Azúcar moreno 65 g.
Mantequilla 150g.

Zumo de limón 180 ml
Azúcar 60
3 Huevos 
Ralladura e limón al gusto
180 g Chocolate blanco para repostería

Elaboración:

Empezamos calentando el horno a 180º

Untamos con mantequilla un molde cuadrado ( 24 cm para estas cantidades), o redondo si se quiere presentar como tarta. 

En un bol y con las manos mezclamos la harina  con el azúcar moreno, añadimos la mantequilla a dados o pasada por un rallador grueso.


Cuando los tres elementos estén bien integrados los echamos en el molde que antes hemos engrasado, aplastamos bien con un tenedor cuidando que la masa no se suba por los laterales del molde y horneamos a media altura 15 minutos.

Derretir el chocolate blanco en el microondas con poquísimos minutos bastarán, mirar de poquitos en poquitos sin dejar de vigilarlo.

Mientras tanto en un cacito batimos los 3 huevos, con el zumo de limón , la ralladura, y el azúcar, llevamos al fuego y no dejamos de revolver hasta que empiece a burbujear, entonces retirar inmediatamente y volcar sobre el chocolate blanco fundido, unir bien y echar la crema obtenida sobre la base ya cocida del pastel, dejar enfriar y luego llevar a la nevera, un mínimo de tres horas. 

Pasado ese tiempo está lista para comer como pastel o como cortaditos.

Nota: Servir recién sacada del frigorífico

Fuente: Directo al Paladar


¡Ya tenemos la Navidad a un paso!, ya han caído las primeras nevadas, yo ya he empezado a preparar los adornos de Navidad, ya he desempolvado viejas recetas de la familia, de aquellas que se hacían en casa cuando éramos pequeños y que ahora me gusta preparar para mis nietos; en las floristerías ya aparecen Nadalas, muérdadgo, acebo... En menos de dos semanas ya colgaremos el calendario navideño lleno de chucherías para los chiquitines de la casa, y ... no se a vosotros pero  a mi me encantan estos días prenavideños y todo el ajetreo que conllevan,  o sea que a ponerse las pilas que en  un ¡plas estamos comiendo los turrones y cantando villancicos!

viernes, 8 de noviembre de 2019

VANILLA WAFERS



Estamos ante una galleta redonda, fina, liviana, hecha con harina, azúcar, mantequilla, huevos y aromatizada con mantequilla. 

Esta receta la realizó por primera vez a finales del siglo XIX Gustav Mayer, pastelero alemán instalado en los EEUU, años después vendió su receta a Nabisco. En 1898 esta empresa empezó a comercializar las galletas con el nombre de Vanilla Wafers  hasta que en 1967  cambió su nombre por el de Nilla Wafers . 

La empresa imprimía en la caja de las galletas la receta del budín de plátano y en EEUU aún ahora se compran estas galletas para realizar este budín. Además son allí muy populares, sobre todo en el sur del país.


Pues vamos allá con la receta

Ingredientes:

3 cucharadas soperas colmadas de azúcar glas
3 cucharadas soperas no muy llenas de azúcar normal
120 gr. de mantequilla
60ml de leche
1/2 cucharada sopera de aroma de vainilla
160 gr. de harina tamizada
1 cucharadita moka de sal 




Elaboración:

Horno a 180º

Unir la leche y el aroma de vainilla, revolver bien y reservar
Mezclar muy bien los azúcares con la mantequilla, hasta que alcancen la textura pomada
Añadir la leche con la vainilla, seguir mezclando. 
Poco a poco ir añadiéndole la harina hasta que todo quede bien unido

Poner una lámina de papel de hornear sobre la bandeja del horno

Introducir la masa de las galletas en una manga pastelera con boquilla redonda más bien grande.  Ir haciendo sobre ella montoncitos de igual tamaño y dejando separación entre unos y otros para evitar que al cocer, las galletas se peguen entre si .

Hornear unos 15 minutos (esto siempre depende del horno).


Estas galletas las probamos en un cafetín de Montmartre. No hay nada que me guste más que perderme por las callejuelas de las ciudades que visito y sentarme tranquilamente a ver pasar la gente mientras me tomo un cafelito acompañado de las delicias del lugar.

Nota: Si disponeis de robot de cocina, Kitchen Aid o similar os facilitará mucho el trabajo.

Fuente: Pinterest

viernes, 1 de noviembre de 2019

OTOÑO: CALABAZAS, CASTAÑAS, FLORES, PANELLETS....


No se a vosotros, pero a mi me  encantan estos días de otoño en que las floristerías se llenan de de bonitos colores,


en los mercados llaman la atención las calabazas  de diferentes tipos y maneras


y el campo se viste de ocres y rojos en todas sus gamas.

Hoy no os voy a dejar una receta, si no la forma de hacer los panellets de piñones sin que se os acabe la paciencia. Año tras año me he peleado con este tipo de panellets, que por otro lado son los que más suelen gustar. Pero por fin he dado con la forma adecuada.

Si no habéis  hecho nunca panellets y queréis conocer la receta aquí podréis  encontrarla.

Bueno pues el sistema para que no desesperarse poniendo los piñones  es es siguiente:

Colocar los piñones que vayamos a utilizar en un bol, echarles por encima huevo batido, la cantidad suficiente para que queden bien impregnados, pero sin que naden en el huevo, mezclarlos bien y dejar reposar al menos media hora.

Cuando vayamos a hacer los panellets, hacemos bolitas con la masa de mazapán, y las introducimos en un recipiente en el que habremos batido otro huevo,  removeremos para que todas las bolitas queden bien impregnadas. Iremos cogiéndolas de una en una las pasaremos por el bol en el que tenemos los piñones y juntando las dos manos y apretando un poco iremos dándoles  la forma redonda. Veréis que los piñones enseguida se adhieren a la masa. Así en un momento conseguirémos unos maravillosos panellets de piñones.

Ya se, ya se que llego un poco tarde porque la que más y la que menos ya habrá hecho los panellets, pero es que yo los he hecho esta mañana, pues como celebramos la castañada con niños muy pequeños es impensable que la hagamos por la noche, pero bueno ahí queda la fórmula para años venideros.

Fuente: El Forner de Alella

Nota: Este mismo sistema lo podemos poner en práctica para elaborar los panellets cubiertos de picadura de almendras.