lunes, 20 de abril de 2009

PLATO ALPUJARREÑO


He estado un par de semanas perdida por tierras almerienses y granadinas, dividiendo mi tiempo entre Cabo de Gata y La Alpujarra, disfrutando de la quietud, el sol y la luz, esa luz tan especial que ilumina el sur de España.
Hoy, al tiempo que os traigo la receta del “Plato alpujarreño”, os voy a hablar de esta comarca. La Alpujarra, a caballo entre Almería y Granada, entre Sierra Nevada y el Mediterráneo, de la que tanto se ha escrito por la belleza de sus paisajes, sus pueblos blancos arracimados trepando por las montañas, la sencillez de sus gentes, su artesanía y sus costumbres.


Esta región tuvo durante siglos la fama de ser invencible, romanos, árabes, españoles, franceses intentaron conquistarla, pero fueron los musulmanes los únicos que lo lograron, ellos se mantuvieron en La Alpujarra por un largo periodo, desde el siglo VIII hasta el siglo XVI.

Esta comarca fue el último reducto de los moriscos, a quienes se permitió seguir habitando sus tierras hasta mucho después de la Conquista de Granada en 1492. Pero tras la revuelta morisca de Las Alpujarras en 1568 éstos fueron expulsados, no obstante y por mandato real algunos de ellos, dos familias en cada población, permanecieron en la región para instruir a los nuevos habitantes traídos del Norte de España, principalmente de Galicia y Asturias, en el cultivo en terrazas y en la utilización de los sistemas de irrigación a base de acequias. A partir de entonces durante siglos permaneció olvidada, hasta que ya en el siglo XIX viajeros, venidos algunos de ellos de fuera de la Península Ibérica la redescubrieron.

Las tradiciones y costumbres de los alpujarreños se han mantenido hasta hoy, la influencia morisca se puede observar a simple vista, en la agricultura, en el estilo arquitectónico en que



están construidas sus casas, parecen pequeños cubos, de reminiscencia bereber,

en el tejido de sus alfombras, en la alfarería…

En cualquier rincón topamos con una sencillez alegre y encantadora, una simple cortina de tela alpujarreña cubriendo una entrada,

unos "pimientillos" puestos a secar en la fachada encalada de sus balcones,

Chimenea alpujarreña


Tejado cubierto de launa

una chimenea que emerge de los tejados hechos con pesadas losas de piedras dispuestas horizontalmente y cubiertas con una gruesa capa de launa apisonada ( la launa es una especie de arcilla obtenida a base de la descomposición del magnesio gris que cubre los barrancos)

Los simples nombres de alguna de sus calles ya nos da la idea de la quietud de los pueblos








La contemplación de cualquier sencillo rincón alegra la vista del paseante.
Pueblos como Trevélez, el pueblo más alto de España, famoso por el secado de sus jamones serranos, el bonito Pampaneira, situado en el Barranco de Poqueira, que junto a Bubión y Capileira constituyen un Conjunto Histórico Artístico, que ha mantenido su aspecto bereber en la arquitectura de sus casas y calles. Yegen, que aún conserva la casa en la que residió el escritor Gerald Brenan, y a la que actualmente se conoce como la Casa del Inglés o de Don Geraldo....

Si alguno de vosotros tenéis la posibilidad de visitar estas tierras, os recomiendo antes la lectura del libro “Al sur de Granada”, escrito por el mencionado hispanista Gerald Brenan, quién habitó durante siete años en el pueblecito de Yegen hacia 1920, fascinado por la sencilla espontaneidad de sus gentes, su lenguaje y sus costumbres. Otro libros, estos actuales y que aportan datos interesantes sobre la Alpujarra son “Entre limones” y “El loro en el limonero” del inglés Chris Stewart, ex batería del grupo Génesis que tras comprarse un cortijo en La Alpujarra, siguen él y su familia un optimista y divertido proceso de adaptación a la vida en esta comarca.

Pero los que vayáis a visitar estas tierras ir, pensando en que no vais a encontrar obras de arte, ni casas suntuosas, ni elementos arquitectónicos sobresalientes. La Alpujarra es sencillez, es paisaje, es luz, es tradición, sólo eso, tan poco y tanto, eso es La Alpujarra.

Y ahora vamos con la receta del “Plato Alpujarreño”, que con independencia de ser todo un homenaje al colesterol está riquísimo.

Ingredientes:

1 K. de patatas
2 cebollas grandes
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
4 Chorizos
4 morcillas
4 lonchas de jamón serrano
4 huevos
Aceite y sal.

Elaboración:

Pelar las patatas y cortarlas en rodajitas, trocear la cebolla una vez pelada, freír ambos ingredientes a fuego medio con la sartén tapada. Una vez esté listo, más hervido que frito escurrir.
En sartén aparte freír el pimiento y mezclar con lo anterior.
Freír la morcilla y el chorizo, por último freír los huevos y pasar ligeramente el jamón por la sartén.
Emplatar, como se ve en la foto y servir muy caliente.

Nota: De la cocina alpujarreña se dice que es la cocina de las tres eses: Sencilla, sana y sabrosa. Son muchos los platos típicos alpujarreños: Migas alpujarreñas, Papas a lo pobre, Gachas, Puchero…


Fuente: Un restaurante de Trevélez (Alpujarra)

34 comentarios:

Cocinica dijo...

Hola Pilar, has descrito maravillosamente las alpujarras, nosotros estuvimos hace un par de años y vinimos encantados, estuvimos en un hotel que son todo casitas independientes y fue un relajo fantástico.

El plato delicioso, como casi todos los platos sencillos de nuestra tierra.

Un beso

Kermita dijo...

mira! si parece un desayuno ingles! Lo unico que lo diferencia es el chorizo, pero el resto... igualico igualico :)

SEFA dijo...

Hola Pilar, ya veo que lo has pasado bien y ademas del plato una leccion en toda regla.
No conocia este plato, pero en cuanto le hagan los analisis al "jefe," se lo pongo de premio por lo bien que se ha portado, un abrazo.SEFA

Merchi dijo...

Precioso reportaje Pilar,que sitio más divino para perderse unos días. Me alegro de que te lo pasaras bien y el plato que te has traido uhmmmmmmm de sobresaliente.

Un besito, reina :)

Lola de Almería dijo...

Pilar la leccion bien aprendida, me ha encantado la descripcion que has hecho de mi Almeria y mi Graná, toda la Alpujarra es asi de sencilla y bonita, llevas toda la razon y -geral la retrata muy bien es un enamorado de esta tierra.
Las procesiones de Berja son todo un espectaculo , preciosas , a demas berja y sus alrededores, arroyo Celin y demas son preciosos y te "pilla" muy cerca de Roquetas.
La proxima vez que pases por mi tierra me gustaria conocerte, yo voy mucho a roquetas tengo familia viviendo alli. Y pasamos cuando vamos al Golf de Playa Serena.
el palto alpujarreño es para comerselo y bajar andando desde Bubion a Motril al menos jajajaja ¡¡ exagerá que soy¡¡¡¡
La Semana Santa de Almeria, declarada de importanci turistica, cada dia va mejorando. MI Santo entierro fue de maravilla.
Bsss desde tu tambien tierra almeriense.

Begoña dijo...

Pilar, veo que has disfrutado y no me extraña!!!!! La Alpujarra es una maravilla. Me encanta. En cualquier época del año es bonita, pero a mi me gusta en febrero cuando la primavera aquí ya se empieza a notar y se pone entera en flor....con el frío del invierno sin irse...
Lo mejor de la Alpujarra, sin duda, el plato Alpujarreño. Debería estar al mismo nivel que la tortilla de patatas, pero seguramente por ser más fuerte se ha divulgado menos...
Un saludo, Begoña

Mari dijo...

No paras chica!!! que suerte tienes........unas fotos muy bonitas y un plato muy contundente.
Besitos

wivith dijo...

¡Que envidia me da ese viaje a la Alpujarra!.
Andalucía es una de mis asignaturas pendientes.
El plato, realmente es un canto al colesterol, ¡¡¡pero que rico!!!.
Gracias a dios yo no tengo problemas ni con el colesterol ni con el peso, así que me animaré a prepararlo en casa.

Besicos.

tartasacher dijo...

Hola Pilar:
Qué bonito y qué suerte haberte podido marchar unos días. Me alegro te guste mi hojaldre y ya sabes manos a la obra. Te quedará genial como todo lo que haces. Besos mil

Capricornio dijo...

Eso del colesterol y los triglicéridos los dejaremos para luego con una buena dosis médica de HIperlipen.
Este plato está exquisito, como lo igual está la muestra y tour que nos brindas con tu entrada.

Me siento viajando contigo cuando nos dejas estas fotografias. Mil gracias y sigue dejando volar tu Alma!

Juan dijo...

Hola Pilar. ¡Cuantos recuerdos me han venido al leer tu relato! Por todos los que citas pasé hace ya unos años, mi padre era de un pueblecito justo a la otra vertiente de Sierra Nevada y cuando íbamos Granada solíamos hacer recorridos y uno de ellos nos llevó a esa zona. Estuvimos comiendo en Capileira y justo el plato que citas. Es un lujo la descripción que has hecho y las fotos una maravilla, si no me equivoco una de las fotos es ese pueblo, puede que me equivoque porque ya es lejano el recuerdo. Todo lo que toque a Granada me retrotrae a una época maravillosa.
Saludos

Belen dijo...

que marabilla de fotos,así dá gusto viajar y sin moverme de mi casa,jejje.
el plato que presentas tiene que ser muy contundente y sobre todo tiene que estar muy bueno.
UN SALUDO,belen

OLLES I SOMRIURES dijo...

Para mi paladar y mi estómago, lo mejor. Para mi colesterol, ya lo conusltaremos, ahora que con las ganas no me quedo. Salud!!!!

Mónica dijo...

Esto es una tentación Pilar!!! Qué plato más suculento y tan bien presentado!

Bonito paraje en el que has estado.

Besos,

Batxi dijo...

De las comidas que a mi más me gustan. Riquísimo plato.

Un beso, Batxi.

bajoqueta dijo...

Un plato contundente! No he estado nunca por esta tierra.

Ana Powell dijo...

Hola Pilar
Gracias por compartir tus fotos y conocimientos.
Ya veo que lo has pasado muy bien, disfruta de la vida.
Una excelente receta x

ELS PEIXOS dijo...

Que tal?Has aprovechado bien el tiempo!!!! yo tenía una amiga de Almeria y me hablaba mucho de por allí.Viendo este Post tan bonito me entran ganas de ir a dar una vuelta, me falta tiempo pero un dia lo tendré y aprovecharé todo lo perdido.
Muy bonito todo, Felicidades,,,

Marilyn dijo...

Hola Pilar,
Gracias por el bello viaje, el plato puede ser sencillo pero es delicioso!
Saludos!

Carmen dijo...

Pilar, las fotos son preciosas y el plato riquísimo.

Un beso.

Onega dijo...

¡¡que envidia de viaje!! nunca he estado por esas tierras, pero viendo tu reportaje.. me están entrando ganas de conocerlo... espero que hayas disfrutado de esa tierra y gracias por darnos a conocer esas maravillas y por el platito también...aunque tenga colesterol.
un beso

Zulma dijo...

Son tan instructivos tus relatos!!y ,creo que no precisamos catillos para disfrutar...con lo que se ve en las fotos basta ,la sencilles de esa arquitectura y comidas...un deleite! Dan ganas de sacar el boleto de ida solamente.

Marta dijo...

Fantástica descripción de la Alpujarras. Me encanta toda esa zona aunque me quedo con Cabo de Gata.
Vaya plato más bueno!!! Me alegra que lo pasaras bien.
Besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Qué fotos más entrañables, que pueblito más chulo.. que típico todo, que rincones.
Todo una maravilla que tenemos en ESPAÑA.
Gracias por mostrarnos la Alpujarra.
Un beso.

mamen dijo...

Un plato divino, como toda la zona de las Alpujarras, en Malaga hay uno muy parecido que se llama "de los montes" y es buenisimo, como este de las Alpujarras, pero muy fuerte para mi, besos

Penny dijo...

Pilar, no tenía ni idea que eras de Barcelona, que suerte poder disfrutar de un día tan hermoso como el de hoy en plenas Ramblas de Barcelona! Espero poder hacerlo yo el año que viene, realmente es un día hermoso verdad?

Petonets.
Aiiixxx, el plato me lo metía yo ahora mismo entre pecho y espalda.

Margot dijo...

Hola Pilar, que bonito reportaje de la Alpujarra.
Gracias por ello.
Besos
Margot

Kako dijo...

Que maravillosa historia. Me encanta saber mas de tierras tan bellas como éstas.
Ademas ni decirte que ese plato Alpujarreño te recompone de lo que sea, se ve delicioso!
Gracias por las fotos y la reseña, me ha encantado.
Besos!

barbara dijo...

Un reportaje muy bonito, que sólo ver estas fotos te relaja, y el plato una maravilla pero pobre de mi colesterol!!!!!! ja,ja, un abrazo.

wivith dijo...

Cuando puedas pasate por "o mio fogaril" que tiés una cosica.

Besicos

nieves dijo...

Maravilloso plato y preciosa la alpujarra. Quién pudiera disfrutar de ambos placeres.

Un abrazo.

IDania dijo...

Pilar,
El viaje?, una maravilla!!!
El plato? Sensacional!!
Gracias por todo lo que compartes con nosotros,
Besicos,
IDania

Rosa dijo...

He de decirte Pilar, que cada vez que puedo me escapo a granada, y mi visita a las alpujarras es obligada, si alguna vez pudiese, me encantaría irme a vivir ahí, estoy enamorada de las alpujarras si señor.
Y ademas, esas migas alpularreñas y el plato alpujarreño me vuelven locaaaaaa.
Un besazo

LAPIZLAZ dijo...

Que fotografias mas bonitas!!!!!! La verdad que da ganas de perderse por esos lares.
Espero poder disfrutar de tus recetas tanto como de los paisajes que nos muestras en tu blog.
Besos!!!!!