viernes, 19 de febrero de 2010

HUEVOS TRES VECES HECHOS

¿No os pasa que a veces se os borra totalmente una receta y cuando aparece en un rinconcito de la memoria, os dais una alegría?. Pues esto es lo que a mi me ha sucedido con este plato. "Huevos tres veces hechos", así es como en casa lo llamábamos y es que en realidad los huevos como ya veréis se hacen tres veces.

Y hablando de huevos, recuerdo que donde pasábamos los veranos, un pueblecito de la provincia de Zaragoza, a mi abuela le gustaba tener media docena de gallinas. Era un tema de conversación muy habitual, entre ella y Joaquina, una encantadora mujer que desde siempre ayudaba en casa, si las gallinas ponían o no, a mi me parecían muy preocupadas cuando no ponían y alegres cuando a nuestras inquilinas las gallinas se les ocurría poner un huevo. Total que yo, para entoncés tendría unos seis o siete años, pensé que si un día en lugar de cinco o seis huevos encontraban muchos más, estarían encantadas, por lo que cada día antes de que subiera Joaquina al gallinero, pasaba yo y escondía los huevos. Cuando tuve un buen montón, creo que serían más de treinta, los puse repartidos por los ponedores, he de decir que la temperatura de la que gozábamos estaba por encima de los 40º y sin nevera.

Bueno imaginais el final ¿no?, los huevos fueron a la basura, y yo me llevé una buena reprimenda, aunque creo que en el fondo les hizo gracia, pues esta historia, después la he oído contar infinidad de veces.

Y ahora vamos ya con la receta.

Ingredientes por persona:

2 huevos
2 salchichas
2 alcachofas de tamaño pequeño
Harina, agua y sal
Elaboración
Se hierven los huevos hasta que estén duros (1)

Mientras hacer de cada salchicha tres y freírlas

En otra sartén freír las alcachofas que habremos limpiado bien , salado y cortado por la mitad.

Una vez los huevos duros, se pelan, se parten por la mitad longitudinalmente y se fríen un minuto por cada lado en abundante aceite muy caliente (2), cuidando de que no se desprenda la yema de la clara.

Dejamos los tres elementos sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite.

Mientras hacer una salsa blanca con harina y agua, debe quedar muy suave, yo le suelo añadir un preparado para salsa de ceps, pero eso ya es a gusto.

Cuando la salsa esté a punto, con cuidado se le añaden los los huevos (3), las alcachofas y las salchichas.
Dejar hacerse unos cinco minutos, sin perderlo de vista y moviendo la cazuela con suavidad. Pasado este tiempo nuestro plato está a punto para llevar a la mesa.

Nota: Si os gusta el sabor a ajito, antes de hacer la salsa blanca, podéis freír en el aceite unos ajos, que luego se pueden retirar, o bien añadir unos trocitos de jamón pasados por la sartén.
Fuente: Familiar

30 comentarios:

Merchi dijo...

Pilar, esto si que no lo había visto yo nunca. No deja de resultarme curioso eso de freir los huevos hervidos, y a la vista está que el resultado es francamente apetecible. Eso si, haria lo que dices y antes de hacer la salsa blanca, freiria unos ajitos que me gusta el saborcito que tienen.

Besitos y feliz fin de semana :)

kanela y Limón dijo...

Vaya, que receta más curiosa la de estos huevos. El aspecto del plato desde luego invita a comerlo asi que con tu permiso me llevo la receta para probarlos. Me parece muy original.
Un besiño.

Marta dijo...

Pues si es una receta original, te la copio porqué la haré seguro.
Besitos

Cocinica dijo...

Me ha gustado mucho la anécdota de tu infancia, es curioso como se comporta la mente de un niño, por un lado hay un razonamiento perfecto para dar una alegría y sin embargo no se piensa en las consecuencias negativas jejej.

Vaya rollo filosófico.

La receta muy rica y muy tradicional.

Un beso

Curra dijo...

Pilar, no conocía para nada esto de hacer tres veces los huevos.
En fín como el resultado parece estupendo y la historia preciosa, lo haré que seguro que estarán riquísimos.
Un beso y buen fin de semana.

SEFA dijo...

Muy bueno tu relato, lo que a los niños no se les ocurra..............
El plato me ha gustado asi que me lo llevo para probarlo, besicos.SEFA

Loladealmeria dijo...

Pilar la anecdota es muy buena, eso solo se le ocurre a una niña, je je , mi abuela tambien tenia gallinas pero le tenia yo un miedo al gallo que no veas.....
Me gusta tu receta, si 3 veces 3. Sera cuestion de ponerla en practica hasta les gusta y todo ami tropa.
Feliz finde ymuchos bsss dese almeira, que hoy ha salido el sol y las ramblas.

wivith dijo...

Mira, mira esas raices aragonesas!!!!.
Un plato exquisito, si señora.
Y la historia que lo acompaña....
Jajajajajaja.
Lo iba leyendo y pensaba.... ¡"Ala que "trastada"!.
Los razonamientos infantiles son de lo más original y libres, claro.
Esta recetica se la he visto hacer a la madre de mi madre, con longaniza.
Supongo que los ingredientes dependerían, un poco, de lo que hubiese por casa.

Pochoncicos.
Y recuerdo que estaba buenísima.

Heloísa dijo...

Pilar,
Achei muito interessante a sua história dos ovos. E é sempre assim: as travessuras das criancas merecem reprimendas, mas depois viram histórias repetidas muitas vezes.
Beijo.

Zulma dijo...

Seguramente , tu abuela no se creyo eso que las gallinas habian puesto tantos huevos juntos, y encontraron enseguida al culpable del crimen...Muy gracioso tu relato .
Esta receta jamas la habia escuchado. seguramente, si es una receta de la abuela ...riquisima!
Besos

Begoña dijo...

Me encanta la receta. Creo que los huevos son unos de los grandes olvidados de la cocina actual y a mi me encantan. He visto recetas donde se hacen dos veces, pero tres no lo había visto nunca...
la mezcla de ingredientes me parece perfecta!!
Un saludo, Begoña

mamen dijo...

Una forma diferente de hacer los huevos, y aunque sean los huevos solos fritos, deben estar muy ricos asi hechos, un beso guapa

Su dijo...

que original , me encanta,,besitos

Morguix dijo...

¡¡Qué receta tan sabrosa y original!!.
Con tu permiso, te la copio, que me apetece probarla, ¡menuda pinta tan deliciosa!.
Un beso.

Onega dijo...

pues sí que es original la receta, además seguro que está buenísima y al final, se eleva el huevo a una categoría superior... parace no estás comiendo otra cosa, pasa lo mismo con las patatas...arreglan cualquier comida. Me ha gustado mucho tu historia de la niñez...jajaja.... me imagino la cara de Joaquina...

Elvira dijo...

Que buena la história! Qué inocéncia la tuya, encima que querías darles una sorpresa!jaja. Es una receta genial, lo que yo daría por probar una de esas butifarras!!!Besos

Mari dijo...

Qué plato más rico y original. Yo suelo pasar los huevos, una vez guisados, por la sarten con un poquito de aceite y quedan geniales. Me anoto tu receta. Besos

Juan dijo...

Hola Pilar. Curiosa la receta que has puesto y al mismo tiempo original. Yo a lo más que he llegado ha sido a hacerlos dos veces, me ha faltado la tercera jj. Lo cierto es que con esa salsa tienen que estar muy ricos, además con alcachofas, que me encantan deben estar de vicio.
Saludos

Capricornio dijo...

Esta historia está justamente para ser tomada como argumento de una película, que bonita y que simpática.
Luego de leer entiendes el por que de los 3 veces hechos! Interesante!
Y para rematar, un complemento de ingredientes super apetecibles. Ya intentaré hacer algo parecido. Saludos.

Mónica dijo...

Muy original esta receta Pilar!No la había visto antes. La verdad que de presencia está estupenda!

Besos,

Celes dijo...

Me ha encantado la historia de los huevo, jejeje. La receta tiene que estar buenisima, tomo nota para cuando acabe la dieta, necesitare un año para hacer todo lo que voy anotando, jejeje.....
Aún no tengo la olla, ya se sabe donde hay confianza.....cuando la tenga la pondre en el blog.


Bssss

Carmen dijo...

Pilar me ha encantado tu relato de cuando eras pequeña.
La receta estupenda, me parece muy original y muy rica.

Un beso.

Ana dijo...

Pilar, que gracia tu historia...cosas de niños...pero ahora veo que la recuerdas con mucho cariño, y la receta...uhmmm que mojaría pan en esa salsita hasta que no quedase ni una gota....

Un saludo!!!

Kako dijo...

Pilar, eso me ha pasado muchas veces, por eso cuando recuerdo la receta la hago y la publico de inmediato. Antes todo estaba en papelitos o en la memoria, en el blog queda asegurado.
Que novedosos tus huevos, se ven riquísimos.
Un besote.

IDania dijo...

Pilar,
Me gustó mucho la anécdota de tu niñez!!! Y la receta, estupenda!!!
Nunca había visto algo parecido.
Con tu permiso, la voy a copiar porque es muy diferente de lo que estoy/estamos acostumbrados...
Un besazo,
IDania

IDania dijo...

Pilar,
Me gustó mucho la anécdota de tu niñez!!! Y la receta, estupenda!!!
Nunca había visto algo parecido.
Con tu permiso, la voy a copiar porque es muy diferente de lo que estoy/estamos acostumbrados...
Un besazo,
IDania

Crispy dijo...

Ala!! Esto me lo hacia mi abuela ami de pequeña!!
En que pueblo veraneabas Pilar??
un beso

Rosa dijo...

Pilar estos huevos estan pidiendo ser comidos, tienen muy buena pinta.
Pasate por mi blog, tengo algo para tí.

Crispy dijo...

Pilar, sí leí tu comentario, no se porqué no se publicaria! Pues Nonaspe no esta cerca cerca de mi pueblo, pero se ve que compartian cocina :) Se lo dije a mi abuela, a ver si me enseña un dia a hacerlos, que me apetece volverlos a probar. Qué bien que te vengan recuerdos a la memoria verdad? y más si son tan buenos! te dejo un beso por aqui y nos vemos! Cris

Ana Powell dijo...

Me encanta la receta.
Excelente idea de freir los huevos duros.
Feliz fin de semana x