domingo, 5 de febrero de 2012

UNA DULCE CORAZONADA



Ya se, ya se que muchos de los que me leéis pensáis que la Fiesta de San Valentín es una cuestión comercial o que es cursi o yo que se, y la verdad es que razón lleváis, pero a mi me encanta celebrarlo todo, es decir, hacer que algunos días sean diferentes, por eso no dejo de hacer el roscón en Reyes, la mona en Pascua, los panellets para Todos Santos, la calçotada en enero y otras muchas cosas. Por eso ahora estoy sumida en el mundo del corazón, que nada tiene que ver con la Prensa Rosa, ¡ja, ja!.

En otras ocasiones os he mostrado mis galletas, pero nunca había entrado en incluir el "paso a paso" de la elaboración, ya que leído puede resultar más complicado de lo que es en realidad, pero como alglunos me lo habéis pedido, os voy a dejar mi receta y como decorarlas con glasa, vamos allá.

Pero antes dejadme que puntualice, digo "mi" receta y en realidad no es mía, hace un par de años acudí a un curso de una mañana, que impartía Gemma Sanchez de Tartamania.es, en muy pocas horas nos transmitió sus conocimientos en la elaboración de galletas decoradas, por lo que le estoy muy agradecida. Sobre todo, a las que sois de Barcelona o alrededores, os sugiero que paséis por su página y si algún curso de los que imparten os interesa no dudéis en acudir, pues seguro que aprenderéis un montón, eso si, si luego practicáis mucho, ya que cuanto más se practique mejores serán los resultados. Y ahora si:

Ingredientes:

Galletas:
100 g. de azúcar
200 g. de mantequilla
1 huevo
350 g. de harina


1 cucharadita de esencia (a elección)

Glasa
500 g. de azúcar glas
8 cucharadas soperas de clara líquida pasteurizada
20 gotitas de vinagre de manzana (para dar brillo)

Decoración
Perlitas, letras, mini bolitas de chocolate....

Elaboración:


Batir la mantequilla pomada ( si nos hemos olvidado de sacar la mantequilla de la nevera con tiempo suficiente, siempre nos queda rallarla con un rallador) en cuanto nos quede una crema suave irle añadiendo poco a poco el azúcar tamizado, a continuación el huevo ligeramente batido y por último la esencia.

Para terminar y sin dejar de amasar, la harina tamizada que añadiremos poco a poco. Terminar


de amasar, hacer una bola y dividirla en cuatro porciones. Cada una de ellas colocarla algo aplanada entre dos papeles de hornear y con la ayuda de un rodillo aplanarlas a un grosor de 8 mm.


Paremos aquí un momento, si no disponéis de rodillo con aros niveladores, encargar al carpintero dos barillas de madera de unos 40 cm. de largo por 8 mm. de grosor, así, colocadas a ambos


lados de la masa y pasando por encima el rodillo, obtendremos el grueso deseado.

Continuemos. Colocar cuidadosamente las cuatro porciones en la nevera, siempre entre papeles de hornear, por espacio de varias horas, mejor de un día para otro.

Horneado:
Encender el horno a 180º

Sacar de una en una las porciones de masa, volver a pasar el rodillo sobre ellas siempre con las barillas de madera de 8 mm., para mantener el grosor deseado.


Ir dando forma a las galletas ayudados de un cortapastas.

Si alguna vez nos apetece hacer una galleta con una forma de la que no tenemos cortapastas, dibujar en un papel y luego pasar a un cartón o plástico duro, que colocaremos sobre la masa y que cortaremos con ayuda de un cuchillito afilado, es mucho más laborioso, pero queda bien, y nos saca de un apuro.

Colocar en la bandeja de horno, sobre el papel.

Las galletas que hagamos en una hornada, deben ser del mismo tamaño.

Es conveniente ponerse un reloj avisador pues, si nos pasamos un poco, pueden quedar quemadas.

Al ir formando las diversas figuras, nos quedaran retales de masa, que uniremos amasando ligeramente y se vuelven a colocar entre dos papeles de hornear, para pasarles el rodillo, con las barillas para que tengan también un grosor de 8 mm.. He leído que no es conveniente repetir esta operación más de tres veces, porque cada vez la galleta pierde un poco, yo las he probado y no he notado la diferencia, aunque no soy una gran sibarita, no obstante nunca las amaso más de tres veces.

Una vez las galletas fuera del horno, ponerlas con el mismo papel sobre el mármol. Al cabo de unos cinco minutos colocar sobre una rejilla y dejar enfriar, no hay que decorarlas hasta al menos pasadas dos horas.

Si sólo disponemos de una bandeja de horno, antes de colocar la siguiente serie, hay que pasar la bandeja bajo el agua fría y secarla bien, antes de colocarlas.

Una vez utilizados los cortapastas y terminada la cocción de las galletas, los limpiamos con un papel de cocina o trapito humedecido y las colocamos en el horno ya apagado, para que terminen de secarse bien.

Si nos aficionamos a hacer galletas, enseguida nos encontraremos con montones de cortapastas, yo los guardo en una caja unidos en bloques según temas: figuritas de personas, complementos, bebé, niño, niña, Navidad, y unidos con una cinta, eso simplifica a la hora de dar con uno determinado.

La Glasa:

Glasa para escribir:

Unir todos los ingredientes en un recipiente
Batir a la más alta velocidad durante diez minutos, si la batidora eléctrica es manual, cinco minutos si es de pie.

Cuando la glasa alcance la consistencia deseada (se deben formar picos que queden firmes), cubrir inmediatamente la mezcla con film, pegado directamente sobre la glasa y guardarla en un recipiente cerrado para que no entre aire.

Si la glasa queda muy espesa, añadir una cucharadita pequeña de agua y batir durante 1 minuto. Repetir la operación si fuese necesario.

Si la glasa es demasiado fluida, agregar una cucharada de azúcar y batir durante un minuto. Probar la consistencia nuevamente y repetir la operación si fuese preciso

Glasa para rellenar:

A la glasa para escribir se le añade agua a cucharaditas de una en una.

No revolver enérgicamente para evitar la formación de burbujas

Para saber el punto exacto de la glasa fluida pasaremos un tenedor por la superficie y las marcas deberán desaparecer e los 5 segundos. Si no desaparecen, agregar una o media cucharadita de agua, y si desaparecen antes de 5 segundos, añadir más azúcar, ya que la glasa demasiado fluida pierde brillo y grosor porque es absorbida por la galleta.


Después de colorear, con colorantes alimenticios no líquidos, tendremos la glasa a punto. Muy importante: toda la glasa, tanto la teñida como la que no lo está se conserva tapada INMEDIATAMENTE con papel film, pegado a la glasa sin que quede nada de aire en medio.


Tomaremos la mitad de la glasa teñida de cada color y la introduciremos en mangas pasteleras desechables y una vez puestas las boquillas (del 2 ó del 3) estarán a punto de utilizar, con ellas haremos los contornos de las galletas y utilizaremos posteriormente para decorar.


A el resto de las glasas coloreadas les añadiremos agua, como hemos indicado más arriba, las introduciremos en biberones de plástico y ya estarán dispuestas para realizar los rellenos.

A partir de aquí la imaginación de cada uno.


Dejar secar las galletas ya decoradas durante un par de horas. Luego introducirlas cuidadosamente en botes herméticos haciendo capas, entre capa y capa colocaremos papel de cocina, esto nos ayudará a que no se deterioren y a que el papel absorba la humedad que pueda haber. Se conservan durante bastantes días.



Me encanta servirme una taza de café cargado y largo, largo, de esos que duran toda la tarde, mientras encerrada en mi taller y con un fondo de música clásica, me dedico a mis hobbys preferidos y si el café lo acompaño de unas deliciosas galletas, mmm...

Nota: Para empezar no compréis cortadores muy complicados, los más elementales dan muy buenos resultados y os será más sencillo.

31 comentarios:

ONEGA dijo...

Me ha encantado tu entrada. Me la he leído de cabo a rabo, porque para mí es un mundo lo de la decoración de galletas, estoy que no me decido a probar, pero viendo las maravillas que haceis, me dais una envidia terribleeeee....
besos

mamen dijo...

Que buena profesora eres, podrias dar clases de decoracion de galletas, asi harias lo que te gusta y enseñarias, me ha encantado todo la explicacion que das, un besito guapa

miren dijo...

Qué bueno el paso a paso y qué hermosura los corazones, dan ganas de comérselas todas.
Un beso.

La cocinereta dijo...

Madre mia menudo curro!!! pero te quedan espectaculares!!!
un besazoo

Claudia Hernández dijo...

Qué monadas, una belleza de galletas para celebrar el amor.
Saludos

Kako dijo...

A mi me parecen una preciosura estas galletas y si quieres celebrar San Valentín, perfecto!, cada cual con sus gustos.
Un beso amiga.

Heloísa dijo...

Pilar,
São lindos, seus corações.
Sou como você. Gosto de festejar as datas.
Aqui, no Brasil, não festejamos a data dos namorados no dia de São Valentim. Temos um dia próprio, que é o dia 12 de junho.
Beijos.

manu dijo...

Hey! estas si que son galletas fantásticas!y vaya decoración....
ProbarÉ de hacerlas . FELICIDADES!!!
pero aunque las hiciese no quedarían tan chulas como las tuyas.
Muchos besos.

manu dijo...

Me estaba mirando el plato y el mug y son preciosos.
Y las clases de galletas las podrías dar tu.

Marus dijo...

Me ha encantado tu entrada tan detallada. Te han quedado una monada de galletas.
Buen día

Juan H.R. dijo...

Hola Pilar. Embobado me he quedado al leer tu entrada. Un paso a paso estupendo, se nota lo excelente cocinera y repostera que eres. ¡Menuda colección de cortapastas, de colorantes y de boquillas jj! ya me conformaría con tener una décima parte, además como nunca he hecho galletas y menos con esa decoración, la verdad es que no me he preocupado por buscarlos. Lo cierto es que se aprende contigo y eso sin estar de presente jj.
Unas galletas que son de exposición y que tienen que estar para comer unas cuantas.
Saludos

Morguix dijo...

¡Qué paso a paso tan estupendo, guapa!.
Y qué bien te han quedado.
Yo soy poco de San "Calentín", como decía un amigo mío... pero, curiosamente, me encantan los corazones, así que me sirven para cualquier otro día del año. Eso sí, dudo que me queden ni la mitad de bien que a ti.
Un besote, guapa.

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Pilar que estupenda entrada me la voy a volver a leer mas despacio, nunca he hecho la glasa con vinagre de manzana, lo probare.
Besos

Ana dijo...

Que envidia sana me das, he hecho algunas galletas decoradas, pero a mi manera y me encantaría tener más conocimientos sobre el tema...me he leido tus explicaciones y ya se algunas cosillas más que no sabía...

Un besito!!!

Zulma dijo...

Hola Pilar!!! he estado mirando tus trabajos , que durante todo este tiempo me los he perdido...
Me encanto tu torta de almendras , tendré que encontrar un molde tanbonito como ese y animarme a hacerla.
Tus galletitas decoradas estan geniales.
Te mando un beso

TeRe dijo...

Un paso a paso de lujo! un beso

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Estás hecha una especialista, te han quedado de revista.

Un beso.

cocinamarroqui dijo...

Las corazonadas, son un arma de doble filo, en este caso, una dulce corazonada, muy dulce. Que paciencia!!! y que mal se nos dan las harinas (a nosotros). Te han quedado preciosas y ese paso a paso muy didáctico. Buena semana.
Besos

Mezquita dijo...

Te han quedado tremendas Pilar.... Menuda artista.

Un bico grande.
Lau.

Merchi dijo...

Que galletas más bonitas, Pilar. Si me quedasen la mitad de lindas que a ti, me pondría ahora mismo a hacerlas.

Besitos

fresaypimienta dijo...

Que monada de galletas, menudo trabajón!!!! te han quedado de profesional! un beso

María dijo...

Que maravilla de galletitas. Te han quedado preciosas. Yo aún no me he atrevido con este mundo de la decoración galletil, pero con una maestra como tú no dudaría en intentarlo. Un besazo.
cosicasdulces.blogspot.com

Pilar dijo...

Pilar qué bonitas!! pero que me dan penita comerlas luego!!.
Eres una artista!!
Voy a guardar la receta en favoritos por si algún día me decido a hacer esa obra de arte.
Besicos

Sefa dijo...

Pilar que envidieja me da ver hacer estas galletas tan ricas y tan bien explicadas, pero hija soy muy mala para estas cosas, que le vamos hacer, asi que me llevo un par y las pruebo.
Veo que andas un poco escasa de corta-pastas, besicossssssssssssss.Sefa

Maria dijo...

Amiro una barbaridad a todas las personas que hacen este tipo de galletas, tan atractivas y espectaculares.
Tú ,explicas de maravilla el paso a paso para elaborarlas, aunque yo, por el dichoso colesterol, no puedo probar la mantequilla.
Me encanta tu blog y tus descripciones y hasta el título me parece encantador.
Un beso y muchas gracias por visitar mi blog.

IDania dijo...

Pilar,
Es estupendo hacer que cada dia sea diferente!!! A mi me encantan las celebraciones. Yo lo celebro todo: lo que tiene que ver con mis costumbres y aquellas que he adoptado como mias!!! Y realmente no pienso que las celebraciones tengan que ver con el consumismo importado, por el contrario, si dedicamos tiempo y ponemos amor en lo que hacemos, nuestras celebraciones definitivamente serán únicas (y económicas). Estas galletas tuyas están preciosas y tienen una pinta que dicen "cómeme!".

Gracias por compartir!!
Petonets,
IDania

Angelica Bertin dijo...

que rico Me dieron ganas de hacer galletitas para este 14 febrero Esa receta es muy rica
besos

Marta dijo...

Una entrada genial, muy detallada.
Te han quedado estupendas.
Besitos guapa

PEPE LASALA dijo...

Originales y ricas Pilar, además entran por los ojos. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Claudia Hernández dijo...

Qué corazoncillos tan monos, se ven divinos.
Saludos

manu dijo...

Hola Pilar, mi hermana buscaba una receta de galletas perfecta y como no podía ser de otra manera le he dado la tuya. Es perfecta y está perfectamente explicada. Mi hermana que es así de bestia, dice que es para analfabetas cocineras.....
Ya te contaré
Besotes