jueves, 1 de noviembre de 2012

GALLETAS DE ENEBROS


Ya estamos en la Fiesta de Todos Santos y este año fresca, fresca, por lo menos aquí en La Cerdaña, estos días nos hemos levantado a  -6º y nos hemos acostado alrededor de los 0º.
 
 
Ha nevado, las montañas que tengo ante mis ventanas están blancas,  me recuerdan a la glasa de decorar galletas. En el pueblo también ha nevado pero el sol intenso del mediodía ha derretido toda la nieve.
 
Es una época preciosa, los árboles se tiñen de tonos ocres y rojizos.
 
 
El colorido de los crisantemos adorna la mayoría de las tiendas, el aroma de los membrillos inunda los lindes de los senderos. Época
 
 
de castañas de panellets, de calabazas... Esta noche los niños llaman a las puertas pidiendo caramelos, los amigos nos reunimos en las casas a la luz de la lumbre para asar castañas y boniatos y para comer los panellets que normalmente se preparan la misma tarde.
 
Este año además de todas esas cosas típicas he preparado unas galletas de enebros, de la que os voy a dejar la receta.
 
Normalmente en verano recogemos "ginebrons" (enebros en catalán), para preparar la ginebra casera, este año al no haber llovido nos quedamos sin cosecha, pero anteayer aprovechando que
 
 
hacía un día magnífico, aunque encontramos los ríos y torrenteras helados, nos fuimos a dar un paseo y aprovechamos para recoger enebros, aunque estos frutos ya empezaban a estar algo arrugadillos, aún nos hicimos con unos cuantos, por lo que he podido preparar estas galletas de delicado perfume.
 
 
Ingredientes:
 
100 gr. de azúcar
200 gr. de mantequilla reblandecida
1 huevo
350 gr. de harina



 
16 bayas de enebro
 
3 cucharadas de postre de licor de enebros
 
Elaboración
 
Machacar con un triturador de ajos las bayas de enebro, sale muy poquita pulpa, ya que el enebro sin piel ni pipas realmente es poca cosa.
 
Mezclar con la batidora, el azúcar y la mantequilla, cuando hayamos conseguido una crema suave añadirle un huevo ligeramente batido, seguir batiendo, a continuación incorporar la pulpa de enebro y el licor, por último y poco a poco la harina.
 
Terminar de amasar a mano. Hacer una bola con la masa y dividirla en cuatro porciones.
 
Con un rodillo trabajar cada una de las partes entre dos papeles film, dejándolas de un grosor de 7 cm. Si no tenéis rodillo especial con discos de medida, utilizar unas varillas de madera que os podrá hacer cualquier carpintero con el grosor que deseéis. Colocar  las cuatro porciones en la nevera mejor de un día para otro.
 
Una vez haya terminado el reposo darles forma con cortapastas y llevar al horno precalentado a 180º, durante doce minutos. Sacar del horno y dejar enfríar sobre una rejillla. 

 

 

Nota: Si queréis hacer licor de enebros, simplemente mezclar aguardiente con enebros. En una botella llenar hasta la mitad de enebros, añadir una barra de canela y unos granos de café. Dejar reposar en sitio oscuro durante unos cuatro meses, filtrar y ya está listo. Para quien prefiere los licores dulces se le puede añadir azúcar. De este licor conviene no abusar pues podría provocar problemas a las personas que tengan problemas de riñón o de intestino.
 
Fuente: Familiar

17 comentarios:

asj dijo...

Pues sí que hace fresquito por ahí ehh! yo en cambio hoy me he ido a la playa a pasear y he acabado en pantalon corto y camiseta corta!! jajaja esos paisajes son una maravilla y la receta familiar también.

besazos guapa

Lourdes dijo...

madre mía y me quejo yo del frío de por aqui... las gakketas muy ricas.
Un beso!!

manu dijo...

Hola Pilar:Vaya maravilla de entrada, como he disfrutado leyendo tus encantadoras explicaciones, las fotos tan bonitas... jo! como estoy de peloteo ....pues no! de verdad que he disfrutado muchísimo!!sobretodo
viendo el jardín nevadito. Que precioso.
No vale!... que las galletas las hemos de hacer en Navidad, te me has adelanto!
Estas de enebros, no me las imagino. Guardame una para el día que nos veamos porfa.....

El pucherete de Mari dijo...

Pilar, las galletas me encantan, vaya suerte poder recolectar enebros para hacer estas ricas galletas y ese licor tan estupendo, y las fotos son preciosas, aunque con lo friolera que yo soy no se me vería ni la nariz
Un beso

Maite dijo...

Preciosas imágenes, las galletas tienen que estar deliciosas.Besos.

Geles dijo...

Qué fotos tan chulas, a mi me gusta mucho el frío, el cielo despejado y la mantita cuando se precisa...y además que da más gusto encender el horno para hacer cosas, como estas galletas tan ricas. Besos

luna dijo...

Pues si que hace frio por la zona!!!! Pero que imágenes más bonitas. Me encantan las fotos que has puesto y esas galletitas de enebro tienen que estar deliciosas!!! Ceps no habrá jaja pero si otras cosas deliciosas como membrillos y esa hermosa calabaza!!!!
Besitos.

Merchi dijo...

Ay que frío me ha entrado al ver alguna foto Pilar jajajaja. Aunque dejame decirte que las fotos son preciosas, y las galletas divinas, no las he probado nunca de enebros pero que visto lo visto no me importaría hacerlo ahora mismo si pudiera.

besines guapa

Claudia Hernández dijo...

Cuánta belleza y qué cosas más ricas nos traes.
Saludos

Silvia dijo...

Mmmmmmmmmmmm que galletas tan fabulosas y seguro que ricas. Me llevo la receta para mi reto galletero.

Besos.

Mezquita dijo...

Que envidia me dais Pilar con esos paisajes.... Yo sería feliz como una perdiz allí.....

Y que lujo poder recolectar Enebros!! Me ha parecido super original la receta... yo que solo los uso para ponerle a los gintonic ;)

Besito.

Luisi y Mari dijo...

Hola Pilar, me entra frío al leer tu post, aquí por la noche refresca, pero de momento no hace ese frío.
Yo también he hecho de ese molde de galletas, jejejejjejeje
hablamos pronto, cuídate, besos

fresaypimienta dijo...

menudo festín de dulces, y que bonitas fotografías!!!! un besito

Yolincook, Para gustos, los sabores dijo...

Que buenas Pilar, no sé si por aqui podré encontrar enebros, yo los tengo secos pero no sé si podría utilizarlos para esta receta, ya te contaré, en cualquier caso te han quedado estupendas guapa
Besotes

EL CLUB DE LA PUCHERA dijo...

Muy bueno ese licor, Pilar, hacia tiempo que no te visitaba y me sigues sorprendiendo muy gratamente amiga..

Un saludo y espero poder visitarte mas a menudo.

Manuel

Clemenvilla dijo...

Aissssss qué bonito es el otoño ahí. El enebro no lo conocía, seguro que esas galletas están superiores.
Un besito

Juan H.R. dijo...

Hola Pilar. Preciosas fotos las que has puesto y exquisitas galletas las que has preparado. Debisteis recoger una buena cosecha de enebros jj al menos el bol parece bastante lleno, lo que no sé es la profundidad que tiene pero para las galletas y preparar el licor seguro que habrás tenido. Por cierto, cuando dices lo de hacer el licor comentas que se llena una botella hasta la mitad con los enebros y luego se debe completar con aguardiente ¿tu le pones aguardiente u orujo? según tu aguardiente ¿de que graduación? y si es orujo supongo que será el de mayor graduación no?
Con una o dos copitas de ese licor, y unas cuantas galletas el frío sin duda se hace mucho mas llevadero y si además se está en grata compañía tanto mejor.
Saludos