domingo, 20 de enero de 2013

CALÇOTS SOBRE LECHO DE ESCALIVADA


Ayer al ir a la verdulería vi que ya había calçots (un tipo de cebolletas) y no me pude resistir a comprar un manojo.


En otra ocasión ya os deje una entrada dedicada a la "calçotada", pero esta vez vamos a ver otro plato más light en el que utilizaremos también esta hortaliza, y es que aún están recientes los excesos navideños y hay que cuidarse un poquito.

La calçotada no es una comida que podamos preparar en nuestra cocina, exige una barbacoa a la hora de asar los calçots  y un poco de preparación a la hora de comerlos, un gran babero nos ayudará a no mancharnos  y al terminar y antes de pasar a las carnes probablemente tengamos que lavarnos las manos.

Nada de todo esto va a pasar al elaborar ni al degustar nuestro plato. Vamos a ver:

Ingredientes:

3 pimientos rojos para asar
2 berenjenas
Un manojo de cebolletas tiernas
Un manojo de calçots.  (Alternativa: un manojo de esparragos)

Para la salsa de calçots:


6 ñoras
200 gr. de almendras tostadas
50 gr, de avellanas tostadas
1 cabeza de ajos (asados al horno)
2 tomates maduros (al horno)
aceite, vinagre y sal

Elaboración

Empezaremos por preparar la escalivada. (Escalivar es equivalente a asar al rescoldo, en catalán)

Asar los pimientos, berenjenas y cebolletas en el horno previamente untadas con aceite de oliva, cuando estén a punto sacar del horno introducir en una bolsa de plástico  cerrarla  y una vez se hayan enfriado pelar. Reservar.

Ahora haremos la salsa:

Pelar y triturar las almendras y las avellanas
Asar los tomates y los ajos al horno, unos 15 minutos
Hervir las ñoras, previamente pinchadas, durante unos cinco o diez minutos, dejarlas un rato en el agua para pelarlas mejor, rascar con la punta de un cuchillo, y sacar la carne.
Pelar los tomates y los ajos.
Poner todo en el vaso del minipimer, o en la batidora, añadirle menos de medio vaso de vinagre, unos 200 ml. de aceite, y un poco de sal. Batir e ir añadiendo aceite hasta que quede una salsa consistente y ligada; si se corta se le puede añadir un poco de agua templada y se liga sin dificultad. Probad de sal y si está sosa añadirle un poco más de vinagre y sal.

Tiene que quedar consistente.

    

Mientras se asan los calçots, vanos preparando los platos. Colocaremos una capa de berenjenas  otra de cebolletas y por último una de pimientos, sobre cada una de estas capas pondremos un poquito de sal y unas gotitas de aceite, alrededor pondremos unas cucharaditas de salsa. Nuestro plato está a punto sólo a la espera de los calçots.

Hemos dicho antes que es imposible hacer una calçotada dentro de nuestra cocina, entre otras cosas por el olor que deja y por la suciedad que implica, pero en esta ocasión hemos asado nuestros calçots en una asadora eléctrica de la marca Jata, de esas que debajo de la rejilla llevan una bandeja en la que se coloca un poco de agua y en la que caen los restos de grasa impidiendo los humos y en gran medida los olores, se coloca la asadora bajo el extractor, se cierra la puerta de la cocina y al terminar: aquí no ha pasado nada.

Antes de poner los calçots sobre la rejilla los lavamos bajo el grifo y los secamos ligeramente, recortamos el extremo de las raices, y por el otro extremo, la parte más verde..

Una vez asados los calçots los pelamos dejándolos a punto para comer, los colocamos sobre los platos que ya teníamos preparados y listos para llevar a la mesa.


Nota: Si no se dispone de calçots se puede hacer el mismo plato sustituyéndolos por espárragos hervidos al dente.

Fuente: Receta familiar. De la salsa, mi amiga María Rosa, la misma que en su momento me regaló la asadora eléctrica Jata.

22 comentarios:

Marus dijo...

¡Qué aspecto tan apetecible tiene este plato!. Debe ser delicioso sin duda alguna.
Buen día

El pucherete de Mari dijo...

Qué maravilla, me encantan los calçots, la pena es que por aquí no es fácil encontrarlos.
Un beso

Kako dijo...

Una vez pregunté si los calçots eran como los cebollines, cebolla de verdeo, medio emparentado con el puerro y me dijeron que nada que ver, pero yo los veo iguales.
El plato como sea se ve delicioso, es de todo mi gusto!
Besitos.

Sefa dijo...

Me apunto con los espárragos verdes, los calçots me gustan, pero a la brasa y en mi casa es complicado, bsssssss.Sefa

Marta dijo...

Un plato estupendo, me encanta y tiene que estar delicioso.
Besitos guapa

Mamen Varela García dijo...

Nunca los comi, ya se que no es tipico de mi tierra, pero mi hijo si que los comio y ya me dijo que es una gozada asitir a una calçotada, asi que me perecio una buenisima receta, besitos

lolines dijo...

Ja es temporada de calçots y mira que son.......DELICIOSOS

doris dijo...

Me parece muy rico y seguro que lo pongo para mí.Besos

TREMENDITA dijo...

Que preciosidad de receta, y digo preciosidad porque ademas de rica te han quedado unas fotos increibles, asi que me lo apunto pero ya.

Besitos de Tremendita

Bego dijo...

Ay Pilar según te he ido leyendo iba salivando a la vez imaginándome el sabor de este plato que nos enseñas hoy.
Me parece un deleite total para los sentidos.
Besinos.

IDania dijo...

Pues como yo no tengo acceso a los "calçots", pero me encanta este plato, voy a prepararlo con espárragos trigueros!!!
Gracias, Pilar!
Un beso,
IDania

Geles dijo...

Maravilloso plato, cuánto sabor y todo verdurita, qué rico. Besos

Maria Pilar-COCINICA dijo...

A mi me gustan así, me molesta mancharme las manos y . . .al final dejo de comer porque me pongo nerviosa. El año pasado los hice rebozados y más calorías, pero muy buenos.

Un abrazo

cocinamarroqui dijo...

Hola Pilar,
Gracias por tus comentarios y perdona la tardanza en venir a verte, últimamente estamos ademas, de liados, con algunos problemillas con la conexión.
Que sepas que mañana haremos honor a tu receta, nos han invitado unos amigos a hacer una "bresta" símil a barbacoa, a base de cabezas de cordero y otras sorpresas, les agasajaremos nosotros, con tu plato.
Tenemos unos amigos en el norte, que han vivido muchos años en Tortosa, han vuelto al país por falta de trabajo y han tenido la esplendorosa idea de dedicarse al cultivo de los calçots y a la cría de caracoles, de momento les funciona muy bien y todo destinado a la export. Hace unos días, nos enviaron una caja y la verdad, no tienen nada que envidiar a los nuestros. Donde se acaba el ingenio, aparece un marroquí.
Nos acordaremos de ti, inmortalizaremos el momento.
Besos

Lourdes dijo...

Esta salsa me encanta, me la como hasta sola con pan, que buena idea la de los espárragos...
Un beso

cocinamarroqui dijo...

Por cierto, me había olvidado, Suki... precioso

Lady Halcon dijo...

Que pinta!! Los calçots no solo me encantan, me vuelven loca!!! Desde que me vine a vivir a Madrid son de las cosas que más echo de menos jaja
Creo la mezcla que nos propones de la escalivada y los calçots es una combinación perfecta, para empezar a comer y no parar ;).
Besos

Juan Hernández.R. dijo...

Hola Pilar. Te has marcado dos platos, el de los calçots y el de los espárragos jj.
Cuando estuve en Barcelona tuve la ocasión de disfrutar de una calçotada en todo el sentido de la palabra. Nunca la había probado, tanto es así que creía que era solo calçots lo que se comía, la sorpresa vino después cuando nos sentaron a la mesa jj. Un día inolvidable.
Te aseguro que si tengo delante un plato como el que has preparado dejo muy poco para los demás jj. Es una delicia cualquiera de los dos pero como calçots no hay siempre elijo el plato con ellos jj.
Saludos

Morguix dijo...

Pues me ha encantado. Los calçots están riquísimos, pero combinarlos como la escalivada me parece una idea genial. Y, además, comiéndolos así no se pone uno perdido, jajaja.
Un besote, guapa.

PEPE LASALA dijo...

Qué ricos, no los he probado así, pero tendré que hacerlo porque tiene muy buena pinta. Gracias por la receta amiga. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

fresaypimienta dijo...

Que buenos los calçots con la salsa romesco!!!!!! tu plato , de temporada, está tremendo!!!! besistos

Alfons Calvo dijo...

Pilar, no se me había ocurrido la combinación con la escalibada. El próximo fin de semana lo pruebo.
Para Maria Pilar-COCINICA:
Si te molesta mancharte, o si tienes invitados en casa para hacer una calçotada, te recomiendo unos guantes de vinilo o de látex (personalmente prefiero los de vinilo). Es una alternativa barata y fácil.
Saludos