miércoles, 24 de julio de 2013

PASTEL DE RUIBARBO

 
En esta época aquí en Francia en todos los grandes supermercados venden esta verdura-fruta, la denomino así porque el nombre varía según los países.


Como veis la que yo he comprado es importada de Alemania . 

El ruibarbo con su sabor ácido se utiliza básicamente para hacer mermeladas o pasteles, pero también dependiendo del lugar con él se hacen sopas, salsas..., se combina con carne y también con pescado.

No se conoce a ciencia cierta su origen pero se cree que viene de la zona de Ucrania o de la Rusia siberiana.



De esta verdura sólo son comestibles los tallos parecidos a los del apio, aunque de colores rojos y verdosos. Tanto las hojas como las raíces son tóxicas por su alto contenido en ácido oxálico.

A mi me encanta comprar esta verdura para hacer mermeladas, hago cantidad con el objetivo de que me duren todo el año y para poder regalar a los amigos, otro día os dejaré  la receta.

Mirando por internet busque una receta para poder hacer un pastel con ruibarbo, buscando, buscando encontré la de Trotamundos, me sedujo a primera vista, la tunee, y este es el resultado. Como, ¿qué no conocéis el blog de Trotamundos?,  pues no dejéis de entrar, tiene recetas acertadísimas.

Bueno pensándolo bien en esta ocasión no aproveché demasiado de su receta, pero la idea es lo que vale y esa si que me la dio ella. Gracias

Ingredientes:

Un rollo de masa sablée

3 tallos de ruibarbo
4 cucharadas de azúcar

Para la crema:
3 yemas
100 gr. de azúcar
1 sobre de azúcar avainillado
20 gr. de harina
medio sobrecito de levadura
40 gr. de Maizena
Medio litro de leche

Para el almíbar:
250 ml. de agua
150 gr. de azúcar
un chorrito de limón

Elaboración:


Limpiamos el ruibarbo cortando los dos extremos y lo cortamos en rodajas de menos de un centímetro de grosor, eliminando los hilillos que puedan surgir, lo mezclamos bien con el azúcar y lo dejamos macerar durante unos 20 minutos.

Hacemos la crema. Empezamos mezclando con  una varilla manual las yemas con el azúcar hasta que blanquee, añadiremos la harina, el medio sobrecito de levadura, la maizena y el azúcar avainillado, seguiremos removiendo, debe quedar todo bien unido. Llevaremos la leche al fuego y justo antes de que empiece a hervir le añadiremos la mezcla que acabamos de elaborar, lo dejamos sólo hasta que empiece a hervir, retiramos del fuego y seguimos removiendo con movimientos envolventes; Cuando su textura sea cremosa y sin grumos la dejaremos reposar cubierta con papel film (que roce la crema). La dejaremos enfriar.

Ponemos la masa sobre un molde encamisado con mantequilla y harina, sobre ella la crema que ya estará fría, colocaremos a continuación los trocitos de ruibarbo.

Llevaremos esta preparación al horno precalentado a 200º y dejaremos durante unos 20 minutos,


Al sacarla del horno la pincelaremos con el almíbar para que quede con más brillo.


Nota: Esta tarta se puede tomar fría o templada

Fuente: Trotammundos. La crema pastelera la tomé hace un par de años de un blog, lamento no recordar su nombre.

21 comentarios:

Mou dijo...

esto esta de muerte!!! q cosa mas rica

estoy de sorteo en mi blog x si quieres participar
http://www.lacocinademou.blogspot.com.es/2013/07/sorteo-400-seguidores.html

São Ribeiro dijo...

Por aqui ainda não vi á venda mas tenho visto receitas muito interessantes,
Esse bolo parece-me bem delicioso.
bjs

Sefa dijo...

Me ha sorprendido tu receta, vamos, lo de ruibarbo, tengo que decir que no sabia muy bien lo que era, asi que ahora con tus fotos y la explicación ya no se me olvida, lo que si se seguro que nunca lo he visto por aqui.
Seguro que el pastel estará muy rico, bssssss.Sefa

Claudia Hernández dijo...

Ah, acá en Alemania venden hasta los zumos de ruibarbo, solo la he comido una vez esta tarta y creo que no tenía idea de lo que comía. Se ve estupendo tu pastel.
Saludos

manu dijo...

Que recuerdos..... Hace años, la cuñada de Mami, me trajo una planta desde Suiza para que la plantara en el jardín, pues sabía la ilusión que me hacía. Pero mi jardín no le gustó y se murió, vaya disgusto!!. Siempre me he quedado con las ganas de hacer lo que has hecho. La mermelada es deliciosa, pero esta tarta....ha de estar riquísima.
Besos

Luisa Cano Garcia dijo...

Lo habia visto en algun lugar y conocia su nombre, pero nunca lo ha probado, la tarta se ve espectacular
besos

CHARO dijo...

tengo una intriga con el ruibarbo que no te puedes imaginar... es que no me imagino su sabor, pero con lo famoso que es tiene que estar bien rico

MARÍA JESÚS dijo...

Hola Pilar muchas gracias por tu visita, hace ya tiempo que no pasaba por aquí...espero que te vaya genial...veo que sigues con recetas a cual más rica y las fotos que nos enseñas son estupendas y nos hacen trasladarnos por un momento a cualquier rincón del mundo ejej...El ruibarbo no lo he comido nunca pero sé que tiene muchas propiedades muy beneficiosas...me llevo una porción de este pastel...besitos guapa

lolines dijo...

Una sorprendente receta y que sin duda te ha quedado fabulosa.

Morguix dijo...

Yo le cogí manía al ruibarbo en Inglaterra cuando iba a estudiar inglés de chica... pero la verdad es que este pastel, con la crema pastelera, dice "cómeme"... así que tendré que superar mis manías, jajaja.
Tiene una pinta buenísima, y queda bien bonito.
Un besote.

Marta Gonzalves dijo...

Pilar, vengo a devolverte la visita a mi blog y me encuentro con esta estupenda tarta y que también eres de Barcelona, me encanta la descripción que haces de la ciudad en la cabecera de tu blog.
Un beso guapa y me quedo por aquí.

Elena-Dulcekoala dijo...

que buena pinta!! es muy original! besos

Lady Halcon dijo...

Que buena pinta tiene tu tarta. Desde que vi la receta que comentas en el blog de Trotamundos tengo el ruibarbo en mente! Pero no lo he encontrado todavía... Viendo lo ricas que salen estas tartas voy a comenzar a buscarlo con más detenimiento! ;)
Besos

fresaypimienta dijo...

Pilar, a estas alturas y yo sin probar el ruibardo, no me es nada fácil encontrarlo, pero no desistir´r porque este pastel tiene una pinta riquísima. Feliz verano guapa, un besito

Maria Dolores dijo...

Nunca he probado el ruibarbo y mira que tengo curiosidad por conocer ese sabor, creo que tendré que comprar en alguna tienda delicatessen un tarrito de mermelada para probarla.
El pastel te ha quedado con muy buena pinta.
Saludos

Pepi Gomez dijo...

Me encanta el ruibarbo desde que lo probé por primera vez. Lo habia visto hace mucho tiempo y nunca me atrevia a probrarlo.Es toda una delicia en pasteles combinado con fresas.

Saludos

Rincón Marus dijo...

Nunca he utilizado ruibarbo y me ha picado la curiosidad. Tendré que probar.
Buen día

Trini Altea dijo...

Este pasten tiene muy buena pinta.

Bea, recetasymás dijo...

Nunca probé el ruibarbo y tengo una intriga impresionante, la he visto en varios sitios y me apetece probarla!
Me quedo por tu blog de seguidora!!!
Besinesss

Belen-Entre platos dijo...

cuanto tiempo sin pasar por aquí pilar...........
me detengo en esta receta,siempre me ha llamado la atencion el ruibarbo aunque nunca lo he probado.
me parece un producto muy curioso ,por donde yo vivo nunca lo he visto.
haber si lo encuentro alguna vez y lo puedo probar
un abrazo,belen

Belen-Entre platos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.