martes, 23 de enero de 2024

DORADA CON AJITOS

 

Ya sabéis que me apasionan los platos sencillos pues hoy os dejo una receta rápida, fácil y muy buena. Este plato lo preparé justo al terminar las Fiestas, cansados ya de comidas más copiosas de lo normal, postres deliciosos pero contundentes, turrones, polvorones... en fin que os voy a contar lo mismo que en todas la cosas. 

Esta dorada acompañada de una fresca ensalada, menú completo.

Ingredientes: (para 4 personas)

2 doradas grandecitas

3 dientes de ajo

Aceite, agua, sal 

Elaboración:

Pedir al pescadero que os parta la dorada en dos filetes sin espinas

En una sartén con abundante aceite dorar (bastante) los ajos fileteados, escurrirlos y reservarlos ,en esa misma cazuela añadir la dorada añadirle un dedo de agua, para que casi la cubra y dejar hasta que veais que está cocida, serán unos 7 minutos. Servir con los ajos por encima


 

Fuente: Mi amiga Susana


13 comentarios:

Linda @ Life and Linda dijo...

Such a lovely meal Pilar. The salad and fish look delicious. Happy week my sweet friend. xoxo

las recetillas de romo dijo...

Una receta sencilla pero deliciosa!! Aunque tarde te deseo Feliz Año Pilar que llevo una temporada que no tengo tiempo de pasarme por los blogs amigos.
Un abrazo

Mjsalla dijo...

Hola , Pilar. Es una receta de lujo, sencilla pero con un pescado de calidad y bien tratado. Me encanta¡¡¡ Besos

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Una receta muy sencilla tanto en su elaboración como en sus ingredientes, es lo que apetece después de tanta comilona. Además está tan rica y es tan festiva que parece que prolonguemos las fiestas, pero sin más calorías de la cuenta y cuidándonos.
Besos.

Javier dijo...

Pilar, desde luego un buen plato de pescado como este, cocinado de manera sencilla pero rica, y una ensalada atractiva y con tanto color, es ideal para sobrevivir a los excesos que llevamos acumulados después de las fiestas

Abrazos

Shocked Cat dijo...

Buenos días, Pilar: en primer lugar, feliz año porque no recuerdo si te había felicitado antes.
La dorada es un pescado muy fino con una textura firme que me encanta y la forma en que lo has preparado, aunque sea sencilla, confirmo que está deliciosa, ya que la hago de una forma similar, aunque al horno y añadiéndole una cayena. También es un plato que preparo tras épocas de excesos como, por ejemplo, a la vuelta del verano jajaja.
Besos.

Isabel Rescalvo dijo...

¡¡Hola Pilar!! Qué rica queda la dorada así, y bueno, después de los excesos navideños apetece, pero yo me la hago parecida, no la cuezo y la aso y luego le echo por encima los ajos confitados por encima con el aceitillo y está para chuparse los dedos. Y bueno, si además lo acompañas con una riquísima ensalada, tan refrescante como la que traes, es una comida 10 que sirve incluso para los que estén a dieta después de las navidades. Besitos.

lolines dijo...

Pilar, así tambien hago yo la dorada, queda deliciosa y acompañada de tu ensalada, genial
Un abrazo.

Emma Loabez dijo...

¡Hola, Pilar! Tienes mucha razón, venimos de muchos excesos, parece que no nos controlamos, año tras año repetimos el mismo modelo.
La propuesta me parece excelente, resulta ideal, ya que es muy saludable. Las ensaladas no deben faltar en el día a día, sea verano o invierno, debe estar presente en nuestra mesa.
Feliz fin de semana.😘

Delicias Baruz dijo...

Plato riquísimo que siempre gusta a todos. Un abrazo

Juan Hernández dijo...

Hola Pilar. Aunque un plato sea sencillo no quiere decir que esté mal y a los hechos me remito.
Esta dorada, pescado que suelo utilizar bastante, solo con el sofrito de ajos ya se intuye lo rica que tiene que estar.
Un plato sencillo y al mismo tiempo exquisito. Poco más se le puede pedir, solo tener cerca una barra de pan para untar y disfrutar de su sabor.
Un abrazo.

Silvia T. Clarasó dijo...

Hola Pilar, me encantan los pescados preparados de forma sencilla. Desde luego que quedan ideales y buenísimos, solo hay que ver tu plato, se ve buenísimo. Un beso.

Kasioles dijo...

Fácil, sencillo y más sano no puede ser, es el ideal para después de las fiestas, llega la hora de aligerar peso.
Cariños.
Kasioles