lunes, 3 de agosto de 2015

SOPA FRIA DE LECHUGA


Como os he comentado otros años en un mini rincón de mi jardín tengo un pequeño huerto, tan pequeño que justo alcanza el tamaño de dos bañeras, no es que aquí a más de 1300 mts de altura crezcan muchas cosas, pero si lo hacen bien todo tipo de lechugas, los calabacines, los ruibarbos y casi todas las verduras. Otros años había plantado tomaterass, pero empezaba a ver los primeros y exiguos frutos cuando ya terminaba el verano y nos teníamos que ir. En este momento las lechugas están en su momento óptimo por lo que es el momento de probar cosas nuevas con ellas.


Ayer Blanca, una amiga mía, me paso esta receta que me pareció muy original y que me he apresurado a probar, la hemos tomado hoy como primer plato y nos ha encantado. Es facilísima de hacer y fresquita, Con este calor apetece un montón.

Ingredientes para seis personas:


2 lechugas de hoja firme
2 cebollas medianas
un buen chorro de crema de leche
caldo de verduras
aceite, sal y pimienta

Elaboración: 

Limpiar las lechugas y cortarlas en trozos groseramente, reservar.


Pelar la cebolla, cortarla pequeñita y rehogarla, cuando esté hechita, añadirle la lechuga y dejar en el fuego hasta  que esté todo unido y tome un color dorado, retirar del calor.

Salpimentar, revolver y triturar con un minipimer. Pasar por un chino o un pasa purés de rejilla fina.

Dejar enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente echarle unos 100 gr. de nata líquida y el caldo, el necesario para obtener la consistencia que deseemos. Moler una pizca de pimienta  por encima. También se le puede añadir en el último momento un poco de cebolla deshidratada para adornar o semillas de girasol, sésamo...

Llevar a la nevera hasta el momento de servir.


Nota: Esta sopa se puede servir también caliente

Fuente: Blanca  O.   

jueves, 23 de julio de 2015

MERENGUE ITALIANO

Al hacer el otro día la Crema catalana me sobraron seis claras, que me negué a tirar, no están los tiempos para bromas, con algunas hice tortillas y con el resto merengues.

Es curioso lo que pasa con el merengue, a la gente o le gusta mucho o no lo puede ni ver. Cuando yo era pequeña a veces mi madre me compraba un merengue en la pastelería, los había blancos y rosas, recuerdo que me encantaban. He estado muchos años sin volver a probarlos hasta que en Almería volví a probarlos, tanto los de la pastelería Capri como los de la Dulce Alianza son deliciosos, Hacía tiempo que me apetecía hacerlos en casa y el otro día probé, me metí en Internet y encontré esta sencilla receta de Lolita la pastelera, como está súper bien explicada me puse manos a la obra y ya veréis el resultado.


Ingredientes: 

80 ml. de claras
165 g. de azúcar normal
30 ml. de agua

Elaboración:

Montar las claras, cuando estén firmes añadirles poco a poco 40 gr. de azúcar, poco a poco

En un cazo al fuego hacer el almíbar con el resto del azúcar (125g.) y el agua removiendo constantemente, debe quedar consistnte pero sin llegar a caramelizarse.

Echar este almíbar a las claras montadas sin dejar de remover.


Seguir mezclando hasta que la preparación haya enfriado.

Ya tenemos nuestro merengue italiano que introduciremos en una manga pastelera para con ella rellenar tarteletas, o pasteles, adornar tartas, o sea a punto para lo que nosotros queramos.


Nota: Es cómodo hacer nuestro merengue ayudándonos de algún robot de cocina que tenga pié, pues se está mezclando bastante rato hasta conseguir que el recipiente se enfrié.

lunes, 13 de julio de 2015

SORBETE DE MELÓN Y FRUTILLOS DEL BOSQUE


Ya hace tiempo que se instaló en casa una intrusa, antes simplemente se dejaba ver, merodeaba un poco  por aquí y por allá, pero era bastante considerada y comedida, pero desde hace poco se ha crecido y su presencia se ha hecho constante, pertinaz e insoportable, por lo que hemos decidido ponerla de patitas en la calle.Y ésta intrusa tiene un nombre: INTOLERANCIA A LA LACTOSA.

Yo no se que pasa pero cada vez es más normal oír, no es que yo soy intolerante al gluten, yo a la lactosa y hasta conozco a una intolerante a la fructosa y si además sumamos las alergias, a las nueces, a la piel del melocotón, a los cacahuetes...pues realmente el tema se está haciendo preocupante.

Bueno pues como os he dicho en casa entró la intolerancia a la lactosa. Antes la reacción era a la leche del cortado, a la nata de las fresas, a algunos pasteles, pero ahora cualquier producto que se ingiera que contenga la mínima cantidad de lactosa produce un rechazo con el consiguiente malestar.


Ya se sabe que en verano apetecen los postres más o menos helados, he estado descartando productos y productos elaborados, hasta que el otro día vi en el blog Sweet and Sour una receta de sorbete de piña hierbaluisa y jengibre que me dió la idea, lo preparé y estaba buenísimo, os lo recomiendo, así como la visita a este  blog de Virginia que os seducirá por la calidad de sus recetas y el cuidado que pone en la presentación de todas sus entradas. Al hacer el sorbete tuve algún problema ya que los aparatos de los que aquí dispongo no son los más adecuados para preparar este postre, pero casualidades de la vida en la ultima newsletter que recibí del  supermercado  Liddl venía la oferta  de



una "sorbetière", no lo pensé dos veces, la he comprado y estrenado con este sorbete de melón y frutas del bosque (en este caso frutas de mi jardín) cuya receta os dejo a continuación:

Ingredientes:

1 k. de melón
300 gr. de frutos del bosque: frambuesas, fresitas, grosellas
1 cucharada sopera de sirope de fresa


Elaboración:

Limpiar el melón desechando piel y pepitas, cortarlo en trocitos pequeños y ponerlo a congelar cuatro o cinco horas en una bolsa adecuada, hacer lo mismo con las frutas del bosque que una vez limpias colocaremos también en el congelador por igual espacio de tiempo.

Veinte minutos antes de preparar nuestro sorbete sacaremos las frutas del frió, pasado este tiempo, las iremos introduciendo en la sorbetera y la pondremos en marcha, si hay frutas de diferente tipo, las introduciremos alternativamente, en este caso primero una parte de melón, luego otra parte de frutillas, otra vez melón y así sucesivamente, al terminar de pasar toda la fruta revolveremos con unas barillas la  masa obtenida a la que añadiremos la cucharada de sirope de fresa.  Nuestro sorbete está a punto para servir en las copas que hayamos preparado al efecto..

Nota: Se puede sustituir el sirope por una cucharada sopera de azúcar. Si nos queda sorbete lo


podemos guardar en el congelador en los recipientes en los que lo vayamos a tomar, en este caso unos vasitos,  tapados con un film. Los sacaremos del frío unos veinte minutos antes de tomarlos.
También se puede añadir, al gusto, una cucharada de licor de frutas, cuyo sabor combine con las frutas utilizadas.


Fuente: Familiar

lunes, 6 de julio de 2015

MERMELADA DE RUIBARBO (Rhabarberkonfitüre)


Bueno, acabo de ver con asombro que ya hace más de dos meses que no publico nada en mi querido blog y la razón no es otra que como cada año, a partir de Semana Santa,.empiezo mi temporada nómada   hasta  que   aterrizo  en   La   Cerdaña  para   pasar  el  verano.   Estuvimos   por  Andalucía


compramos en Almeria un aceite delicioso, concretamente en el pueblo de Felix, Luego en Aragón





deleitándonos con las deliciosas cerezas de Nonaspe y por último haciendo un poco de turismo por


tierras holandesas.

Ya hace quince días que estamos por aquí pero entre poner la casa al día, trabajar horas y horas en el jardín y algunos paseos y excursiones por la montaña no he encontrado el momento de ponerme. Y por fin hoy ha llegado el momento. 

Mañana dedicaré la tarde a entrar en vuestros blogs, me muero por leer detenidamente todas vuestras recetas y saber de vosotros, pues aunque con alguno de vosotros he estado en contacto tengo ganas de saber de todos, todos vosotros.


Lo  primero  que  hice al  llegar aquí fue  recolectar  el  ruibarbo de mi huerto, que  por cierto ya  está
volviendo a crecer, como  veréis en esta foto, y con el hacer mermelada para todo el año, nos encanta su saborcito un pelín ácido y su color rojizo y por eso la quiero compartir con vosotros.

Ingredientes;

1 kilo de ruibarbo
750 gr. de azúcar
el zumo de un limón

Elaboración:

Limpiar el ruibarbo y cortarlo a trocitos pequeños. El ruibarbo se podría pelar como el apio,  pero  de



hacerlo así eliminaríamos la parte rojiza y la mermelada nos quedaría marroncita, por lo que salvo que haya algún hilo muy grueso, lo mejor es trocearlo como he dicho chiquito. 

Una vez cortado  colocarlo en un bol añadirle el azúcar y el zumo del limón, cubrirlo con un papel film y dejar reposar una hora aproximadamente. 

Pasado este tiempo colocar en una cazuela y llevar a fuego fuerte, remover y con una arpeta ir retirando la espuma, después de unos diez minutos y retirada toda la espuma, sacar del fuego y triturar con un minipimer hasta que hayamos roto toda la fibra, volver a llevar al fuego, ahora menos fuerte, ir removiendo hasta que obtengamos la densidad deseada.

Colocar en tarros de cristal que habremos lavado y secado meticulosamente, cerrarlos bien y colocarlos boca abajo hasta el día siguiente. Etiquetar y guardar, nuestra rhabarberkonfitüre.



Y ya está a punto para probar con  unas galletas, bollos, tostadas, mmm!!!.. Espero os guste.

Nota: Esta mermelada es apropiada también para acompañar un roast beef, un solomillo...

Fuente: Familiar 

martes, 28 de abril de 2015

TARTAR DE TOMATE Y SALMÓN


Esta Semana Santa estuve por tierras de Almería y como siempre visita obligada a Lola y Fernando nuestros ya amigos de Clisol, empresa dedicada a la explotación agrícola. Allí te pierdes entre cientos 


de tomateras, plantas de pimientos, pepinos,en fin un vergel bajo plástico y un aroma, mmm... que os voy a contar, una auténtica delicia. Pues aprovechando los magníficos tomates que nos regalaron he preparado esta fresca receta muy adecuada para las temperaturas que se avecinan.

Ingredientes:

500 gr de tomates rojos y prietos 
1 aguacate
150 gr de salmón ahumado
Cebolla tierna
Cebollino
6 o 7 nueces
1 limón
Aceite, pimienta y sal

Elaboración

Pelar el tomate, quitarle las semillas y partirlo en pequeños daditos, poner en una escurridera para que pierda el líquido.

Cortar de igual forma el aguacate y reservar en un bol con el zumo del limón
También trinchar en pequeños trocitos el salmón, la cebolla tierna y el cebollino. Unir al aguacate, dejar macerar en la nevera por espacio de una hora, luego escurrir bien y añadir al tomate. A esa mezcla añadiremos las nueces cortadas en pequeños trozos, salpimentaremos, añadiremos un chorrito de aceite, sólo para que de brillo a nuestra preparación. 

Mezclar todo con mucho cuidado y enplatar utilizando aros, mantener en la nevera hasta el momento de servir.

Preparar una vinagreta para que cada comensal pueda aliñar su tartar

Adornar el plato con unas hojas de rúcula, canónigos..., o con unas flores confeccionadas en hortalizas como las de la foto.


No puedo cerrar esta entrada sin hacer referencia al pasado día de Sant Jordi, ya os he dicho otras veces que es uno de mis días preferidos del año. En esta ocasión lucía el sol y Barcelona se vistió de fiesta. Es una maravilla pasear por la Rambla de Cataluña a la sombra de los tilos. A ambos lados del paseo central se suceden los puestos de rosas, libros, figuritas representativas de Sant Jordi o del "drac" (dragón). Podemos encontrar a la práctica totalidad de escritores nacionales firmando sus libros, los políticos no desaprovechan esta oportunidad para dejarse ver. Parece que en esta jornada la gente haya aparcado sus preocupaciones, el ambiente es alegre y distendido. Me ha llamado la atención este año la cantidad de libros dedicados a la cocina que se exponían y la cantidad de gente que los compraba. Os dejo este collage  de la Fiesta y os aconsejo que si algún año estáis por esta zona no dejeis de daros una vuelta por el centro de la ciudad, preferentemente por Rambla de Cataluña y las Ramblas.


Aquí podemos ver a Javier Sierra firmando su último libro La piramide inmortal, a Miguel Angel Revilla, a Roser Capdevilla la conocida dibujante de las trillizas, a Coia Valls hablando con uno de sus lectores, además de rosas, dragones y muuuchos libros.

Nota: Este tartar se puede confeccionar utilizando atún en lugar de salmón

Fuente: Familiar

viernes, 17 de abril de 2015

QUICHE DE BACALAO


Hace días encontré una receta del Oso con Botas, receta magnífica como siempre, en ella nos enseña como hacer la masa quebrada y nos da la receta de la quiche el bacalao. Con alguna frecuencia preparo la quiche, pero hasta ahora no la había hecho nunca rellena de este ingrediente .

He de reconocer que como tenía poco tiempo, me salté la parte de elaborar la masa, prometo hacerlo cualquier día de esos en los que te queda algún ratito libre, yo me limité a comprar una base de pasta de hojaldre y a preparar el relleno. El resultado simplemente magnífico, repetiré esta quiche en más de una ocasión. Desde aquí gracias Oso con Botas.

Ingredientes:

Una base de masa de hojaldre refrigerada

Para el relleno:

500 gr.de bacalao desmigajado y desalado
400 g de cebolla cortada en juliana
10 g de diente de ajo fileteado
125 gr de vino blanco seco
Sal y pimienta negra al gusto
Aceite de oliva virgen

Para el batido de huevos
3 huevos "L"
400ml de crema fresca
Una pizca de nuez moscada
Media cucharadita de pimentón picante o agridulce
Una pizca de azúcar
Sal y pimienta negra recién molida
Perejil picado para decorar
Cebolla frita para decorar

Elaboración:

Echamos un poco de aceite en una sartén y freímos los ajos fileteados hasta que estén dorados.Los retiramos.

En el mismo aceite rehogamos la cebolla durante diez minutos a fuego muy bajo.

Subimos el fuego y añadimos el vino. Dejamos que se evaporen completamente todos los líquidos

Añadimos el bacalao rehogamos hasta que el bacalao esté hecho. Salpimentamos al gusto.

Batimos a mano los huevos, la nuez moscada, el pimentón, el azúcar, la sal y la pimienta,  agregamos la crema y continuamos mezclando suavemente.

Reservamos hasta el momento de montar la quiche.

Forramos un molde de 25 centímetros, le colocamos encima la masa de hojaldre que pincharemos un poco, rellenaremos con el salteado de bacalao y cebollas y sobre este verteremos el batido

Hornearemos en horno precalentado a 180ª, durante unos 50 minutos o hasta que la quiche esté hecha y dorada en su superficie


Dejar reposar durante quince minutos antes de llevar a la mesa. Pincelar con aceite de oliva, adornar con cebolla frita y perejil en juliana.

Nota: Acompañar de una buena ensalada.

lunes, 30 de marzo de 2015

CREMA CATALANA


Creo que ya os he comentado alguna vez que tengo nada  menos que  seis cuñadas como seis soles a cual más maja y marchosa, de todas aprendo y en esta ocasión ha sido mi cuñada Nuria la que me ha proporcionado la receta de la Crema Catalana tal como la preparaban en su casa.


Dicen que la receta de la Crema Catalana es la más antigua del mundo dentro de su categoría y que la famosa "creme brulle" deriva de ella. Nuestra crema no se cuece al Baño María ni lleva nata ni claras de huevo, ni tampoco se aromatiza con vainilla todo esto es lo que diferencia estas dos cremas.

Actualmente  el almidón que lleva esta receta se suele sustituir por Maizena. Como no es difícil encontrar el almidón yo, y siguiendo la receta de mi cuñada, he utilizado este último ingrediente.


En el 90% de los hogares tradicionales catalanes se toma la crema el día e Sant Josep. Mi marido me cuenta que en su casa era su padre quien ese día preparaba el postre y luego se entretenía en decorarla haciendo dibujos con claras montadas a punto de nieve, sobre la superficie.

Y tras este preámbulo vamos ya con la receta.  

Ingredientes:

1 litro de leche
6 yemas
200 g. de azúcar
50 g. de almidón
Un palo de canela
La piel de un limón

Elaboración:

Hervir la leche con la canela y el limón, cuando rompe a hervir retirar del fuego. 

En otra cazuela unir las yemas y el azúcar. Revolver mucho con espátula  hasta conseguir una crema suave. Llevar al fuego e ir echándole poco a poco la leche aromatizada, seguir revolviendo. Habremos deshecho los 50g. de almidón en medio vasito de leche fría hasta que no quede ningún grumo, añadir también esta mezcla y seguir revolviendo . En el momento que empieza a borbotear sacar del fuego y seguir revolviendo por lo menos durante un minuto más.


Verter la crema en una fuente o en cazuelitas individuales y luego presentarla como queráis: tal cual, espolvoreada de canela, adornada con claras de huevo a punto de nieve, quemada..., en cualquier caso ¡¡¡está buenísimaaaa...!!!


Nota: Antes de hervir la leche pasar agua fría por el cazo en el que la vayamos a hervir y sin secar llevar al fuego con la leche, así evitaremos que la leche se pegue al recipiente.

Como en casa tenemos problemas con la lactosa, utilizamos leche sin lactosa y además descremada, la receta queda igual de buena.

Fuente: Nuria C. S. 

martes, 17 de marzo de 2015

CREMA DE GUISANTES


Hemos estado unos día fuera y comiendo mucho más de lo conveniente, por eso se imponía un plato austero. 

En muchos restaurantes de la comarca del Maresme, sobre todo los de la franja costera, se celebra en los meses de marzo y abril la famosa "Pesolada", fiesta culinaria en la que se sirven platos a base de guisantes, como guisantes a  la catalana, guisantes con butifarra, guisantes con chipirones..., todos ellos elaborados con la calidad de guisante conocida como "de la floreta"



Aunque no he podido conseguir "los pesols de la floreta" (guisantes de la florecita), de sabor suave y dulce, los más apreciados en toda esta zona, si he conseguido otros también cultivados en el Maresme barcelonés que estaban muy muy buenos, y con ellos he elaborado esta receta.

Ingredientes:

800 gr de guisantes frescos
1 cebolla grandecita
1 diente de ajo
1 manojito de menta
1 manojoto de albahaca
2 Cuch/sop de crema de leche (sin lactosa)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Crujiente de cebolla

Elaboración:

Pelar los guisantes y ponerlos a hervir en agua con sal, una vez hechos escurrir guardando el caldo y reservar,

Pochar la cebolla y el ajo en aceite de oliva, cuando empiece a dorarse, escurrir y reservar

Picar finamente la albahaca y la menta.

Unir guisantes, sofrito de cebolla y ajo, la albahaca y la menta y triturar bien con el minipimer, añadir un par de cucharadas de crema de leche y la cantidad de caldo de hervir los guisantes que creamos oportuno para conseguir la textura deseada.

Servir caliente adornando la superficie con un crujiente de cebolla. Podemos preparar este crujiente en casa o comprarlo ya hecho.


En Canal Cocina vi un truco para preparar la cebolla crujiente. Se corta ésta en juliana se sumerge una hora en leche, luego se escurre y se seca con papel de cocina, a continuación se fríe en aceite no extremadamente caliente, por último se saca de la sartén y se coloca sobre papel absorbente,  se sala, y ya estará a punto.

Nota: Si se quiere conseguir un puré más cremoso sustituir el caldo por leche y añadir un poco de mantequilla o queso Mascarpone.

Fuente: Familiar 

lunes, 23 de febrero de 2015

CITRON ET CHOCOLAT!!!


El otro día en la revista "Cuisine actuelle", encontré esta receta de galletas algo diferente a  las que hago habitualmente, me apeteció probarlas y me puse manos a la obra, hice algunos cambios como por ejemplo sustituir el chocolate blanco por chocolate negro, poner almendras enteras en lugar de fileteadas, pero a excepción de estos pequeños detalles me atuve estrictamente a la receta original. El resultado ha sido excelente y han tenido mucho éxito.

Ingredientes:

50 g de chocolate negro (Por ejemplo Nestle postres)
1 limón
1 huevo
125 g de mantequilla blanda
125 g de azúcar


250 g de harina tamizada
125 g de almendra molida
50 g de almendras
azúcar glas


Elaboración

Tostar las almendras en el horno, reservar

Mezclar con el robot la mantequilla, el azúcar y la corteza de limón rallada. Añadir la almendra molida, el huevo y la harina tamizada. Mezclar hasta obtener una pasta homogénea, dividir ésta en tres partes y con ayuda de un rodillo  dejarlas de  un grosor de 5 mm, introducir en la nevera las planchas de masa entre dos papeles film   y dejarlas reposar mínimo dos horas, luego con ayuda de un cortapastas irlas cortando de una en una.

Introducir las galletas en horno precalentado a 180º unos cinco minutos y antes de que empiecen a dorarse sacarlas y dejarlas reposar en una rejilla. Calentar el chocolate a trocitos  en el microondas de minuto en minuto revolviendo entre medio hasta obtener una crema suave. Inmediatamente con ayuda de un biberón colocaremos un poquito de chocolate en el centro de la galleta y sobre él una de las almendras que ya habíamos tostado. Dejar enfriar. Antes de guardar las galletas espolvorearlas generosamente con azúcar glas.


Nota: Para una presentación más delicada utilizar el chocolate blanco

Fuente: Cuisine actuelle

domingo, 25 de enero de 2015

DIPS

Conociendo mi afición a los dips mi cuñada Gloria me regaló el otro día un librito con un montón de recetas a cual más sugerente. Ayer me aprovisioné de lo necesario y hoy he preparado para aperitivo dos de las


recetas que Marlisa Szwillus nos muestra en su publicación Dips & Salsas. Se puede decir que he seguido las indicaciones al pié de la letra si bien es verdad que me he permitido alguna licencia como la de eliminar el ajo crudo, o el cambiar el queso quark por philadelphia light, para conseguir una consistencia menos líquida y a la vez disminuir el número de calorías.

Os dejo las recetas tal como yo las he elaborado:

DIP DE RÁBANO Y MANZANA


Ingredientes:
1 limón entero
1 manzana ácida
1 zanahoria pequeña
1 tarrina grande de Philadelphia light
1 cucharada sopera de rábano rallado
Pimienta y sal.

Elaboración:
Lavar el limón con agua caliente, secarlo, y raspar la mitad de su corteza. Partir el limón por la mitad y exprimir el jugo.

Pelar la manzana y la zanahoria, rallar las. Mezclar ambos ingredientes y añadirles 3 cucharadas de zumo de limón.

Mezclar el queso con el rábano rallado remover hasta conseguir una consistencia cremosa. Si se quiere una textura más líquida  se les pueden añadir unas gotitas de agua. Reservar una cucharada de la mezcla de manzana y zanahoria para decorar y añadir el resto a l philadelphia.

Condimentar el dip con sal y pimienta. Reservar el dip tapado en la nevera. Al momento de servir añadirle encima un poco de la ralladura de manzana y zanahoria que habíamos reservado.

Acompañar el dip con algún tipo de galletita salada. En el Corte Inglés venden unos Crispis de Arroz que son muy adecuados.

Nota: Este Dip además de servirse como aperitivo, se puede utilizar para acompañar carne o pescado a la parrilla. También para salmón ahumado y fondue de carne.

Fuente: Dips & Salsas

DIP DE QUESO Y ACEITUNAS


 Ingredientes:
1/2 manojo de albahaca
250 gramos de queso de cabra cremoso
125 gr. de philadelphia light
1 cucharada de aceite e oliva
3-4 cucharadas de zumo de limón
50 gr. de aceitunas negras
Pimienta y sal


Elaboración:
Lavar la albahaca, quitar los tallos, reservar alguna hoja entera para decorar y el resto picarlo finito

En un recipiente mezclar los quesos, el aceite y tres cucharadas de zumo de limón. Remover hasta obtener una textura cremosa

Mezclar esta crema con la carne de aceituna finamente picada y la albahaca.


Condimentar el dip con sal y pimienta, adornar con las hojas de albahaca.

Nota: Si se quiere potenciar el sabor a queso, añadir a la preparación una cucharada de queso Grana Padano o Parmigiano Reggiano.

Este dip, se puede servir acompañado de galletitas como hemos indicado o de palitos de hortalizas crudas. También es ideal para aderezar patatas asadas.

Fuente: Dips & Salsas

domingo, 18 de enero de 2015

CALÇOTS REBOZADOS


Hace tiempo que os deje la receta de La Calçotada y también de Los calçots sobre lecho de escalivada y hoy, ya que estamos en plena época de calçots, os dejo esta receta fácil y perfecta para preparar en la cocina de nuestra casa, sin problema de humos ni olores.


El calçot es  una variedad de  cebolla, concretamente la variedad conocida como Cebolla tardía de Lérida. Su nombre  viene del hecho de que en su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial ("calçar la tierra sobre la planta"). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 20 a 25 cm.. El cultivo del calçot es habitual en las comarcas de la provincia de Tarragona próximas al mar y con inviernos suaves. Aunque también se cultiva en el interior, en zonas que no tengan fuertes heladas. Los de interior se recogen un poco más tarde que los calçots del litoral.

Vamos a ver lo que necesitamos para hacer este suculento plato.

Ingredientes para la salsa:
6 ñoras
200 gr. de almendras tostadas
50 gr. de avellanas tostadas
1 cabeza de ajos (asados al horno)
2 tomates maduros (al horno)
aceite, vinagre y sal

Ingredientes para la pasta del rebozado:

Harina
Agua fría
Un sobre de los de dos colores de soda/gaseosa por ejemplo de la marca El Tigre
Colorante amarillo alimentario opcional (ver nota)
Sal

4 ó 5 calçots por persona

Elaboración:

Lo primero es hacer la salsa para acompañar los calçots:

Pelar y triturar las almendras y las avellanas
Asar los tomates y los ajos al horno, unos 15 minutos
Hervir las ñoras, previamente pinchadas, durante unos cinco o diez minutos, dejarlas un rato en el agua para pelarlas mejor, rascar con la punta de un cuchillo, y sacar la carne.
Pelar los tomates y los ajos.
Poner todo en el vaso del minipimer, o en la batidora, añadirle un cuarto de  vaso de vinagre , unos 200 ml. de aceite, y un poco de sal. Batir e ir añadiendo aceite hasta que quede una salsa consistente y ligada. Si se corta se le puede añadir un poco de agua templada y se liga sin dificultad. Probad de sal y si está sosa añadirle un poco más de vinagre y sal. Tiene que quedar consistente para que al mojar el calçot se hunda en la salsa y al sacarlo se pegue a él.


A continuación limpiar los calçots,  pelarlos un poco, cortarlos  a una medida de unos 12 cm. aproximadamente y volverlos a lavar bien. Colocarlos en el microondas unos 7 minutos para que se reblandezcan. Mientras con ayuda del minipimer mezclar todos los ingredientes de la pasta del rebozado. Debe quedar espesita.

Por último rebozar bien los calçots sacados del microondas y freírlos en abundante aceite de oliva, cuando éste esté muy caliente. Ponerlos a escurrir sobre papel de cocina.


Servir enseguida acompañados de la salsa

Nota: En la pasta para el rebozados el colorante debería sustituirse por un huevo, pero por los temas de colesterol y demás, en casa siempre lo elimino y le pongo algo de colorante para conseguir un tono más amarillo.

Fuente: Receta familiar

domingo, 11 de enero de 2015

GALLETAS DE TURRÓN



Han pasado las fiestas y ya volvemos a la normalidad. Creo que en este momento todos agradecemos una buena ensalada, una verdurita aliñada simplemente con aceite y segundos platos de plancha o vapor. Pero quizá también es el momento de revisar nuestro congelador y despensa y dar salida a todas esas sobras que hemos ido acumulando en estos días.

Para los que os encontréis con restos de turrones, basicamente Alicante y Jijona os dejo la receta, que me pasó mi amiga María Rosa, de estas galletitas fáciles de hacer y que quedan riquísimas.

Ingredientes

200 g de turrón de Jijona o Alicante triturado
250 g de harina
1 huevo
100 g de mantequilla a temperatura ambiente
30 g de azúcar integral o moreno
1 pellizco de vainilla en polvo
1 pellizco de sal

Elaboración


Troceamos el turrón y lo trituramos con el huevo. Mezclamos bien, debe quedar una crema suave..

En otro bol mezclamos el resto de ingredientes, y al final les añadimos la crema de turrón.

Hacemos una bola con la masa y la dividimos en tres partes. Colocamos cada parte sobre un papel film y con otro papel film encima  la aplanamos con la ayuda de un rodillo hasta conseguir un grosor de 5 mm.

En este punto yo las tres planchas de masa las dejo en la nevera unas horas o de un día para otro.

En el momento de ir a cortarla con ayuda de un corta pastas les volveremos a pasar el rodillo por encima, respetando los 5mm, para que queden bien planas.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante 10 ó 12 minutos o hasta que los bordes estén dorados.


Ya fuera del horno dejamos enfriar sobre una rejilla.


Nota: Si no disponéis de rodillo con arandelas, podéis encargar al carpintero dos varillas de madera como las de la foto del grosor deseado, yo tengo unas de 5mm y otras de 7mm, así colocando una varilla a cada lado de la masa que queramos aplanar y deslizando el rodillo sobre las varillas conseguiremos en la masa el grosor deseado.

Fuente: Mi amiga María Rosa