martes, 5 de agosto de 2014

RISOTTO DE CEPS

El verano pasado  hicimos una excursión en la que subimos por la montaña, subimos y subimos, yo que se, dos o tres horas, pero al final y  sin esperarlo tuvimos nuestra recompensa, cogimos más de 10 kilos de preciosos y sanísimos ceps, que limpiamos, troceamos, freímos suavemente y congelamos en paquetitos para todo el invierno, por lo que ahora aún estoy terminando las existencias. Para mi el cep (boletus edulis) es el rey de las setas, me encanta tomarlo como ingrediente en platos de pasta, arroz, con carne o simplemente frito en mantequilla y aceite y tomado como aperitivo.

Por eso al encontrar esta receta me he animado a preparar un sabroso risotto.

Ingredientes:

100 gr de arroz arbóreo
1 cucharada de cebolla picada
5 cl de vino blanco seco
50 cl de caldo de pollo filtrado
150 gr. de ceps (se puede hacer con ceps congelados)
20 gr. de mantequilla
25 gr. de parmesano finamente rallado
Aceite de oliva, flor de sal y pimienta



Elaboración:

Los ceps:



En una sartén con aceite y mantequilla saltearlos ceps hasta que pierdan toda su agua, después dejarlos dorar unos segundos.

El Risotto:


Freír la cebolla a fuego suave  en aceite de oliva al cabo de cinco minutos añadirle el arroz y mezclar bien. El fuego no debe estar fuerte para que el arroz simplemente se caliente. Añadir el vino blanco y dejar que se evapore. Por último echar por encima el caldo remover un poquito y tapar, dejar cocer aproximadamente 12 minutos a fuego suave.
Repartir la mantequilla y el parmesano sobre el arroz, apagar el fuego y dejar reposar dos minutos siempre cubierto. Mezclarlo rápidamente, salpimentar, y por último regar con un hilillo de aceite antes de servir.


Como podéis ver seguimos con las nubes,lluvias y días fresquitos, ¿llegará por fin el veranito?

Nota: Se pueden sustituir los ceps por otras setas

Fuente: Apéros dînatoires. Les meilleures recettes Marabout

miércoles, 9 de julio de 2014

CORDERO AL GARAM MASALA EN LA CERDAÑA


Llueve, detrás de los cristales llueve y llueve.... Eso dice la canción y eso es lo que pasa por aquí, por La Cerdaña., y no sólo eso además hace frío, con polar y calcetines, ¡qué verano!, pero no hay mal que por bien no venga, apetece estar en casita y también meterse en la cocina y cocinar algo más que ensaladas  y platos fríos, que ya llegarán. 


Y además en los ratos que sale el sol el campo está esplendoroso. Aquí, a La Cerdaña, la primavera llega tarde, quizá los mejores días sean desde San Juan hasta mediados de Julio, cuando los campos se llenan de flores


cuando aún queda nieve en las cumbres de las montañas. Las gencianas  están en su mejor momento, más


adelante vacas como las de la foto que ahora están muy tranquilitas se las comerán con glotonería. Los

 
rododendros en flor  colorean al paisaje, las laderas de las montañas están cubiertas de mirtilos que no darán sus frutos hasta dentro de algunos días y los impresionantes  lupinos multicolores perfuman con su aroma el


ambiente.
Esta mañana he subido a la buhardilla,  he buscado entre los libros que tengo de recetas y me ha salido uno dedicado a las cazuelitas de aperitivo, se titula "Apéros dînatoires", de entre todas las recetas he elegido este guiso de cordero, para variar un poco de la manera en que suelo cocinar esta carne, es decir barbacoa, plancha u horno.

He cogido el coche he cruzado la frontera y me he ido a mi carnicería de Puigcerda a comprar la carne de cordero, he hecho que me cortaran de la parte de la pierna dados grandes como para estofado y en llegar a casa me he puesto con el guiso que yo he hecho como plato principal y no como aperitivo que es lo que sugería el libro. Veamos:

Ingredientes:

400 gr de cordero cortado en cubos
1 cebolla
1 diente de ajo
1/2 pimiento rojo
1 dadito de Jengibre
1 cucharada de café de Garam Masala
3 tomates maduros pelados
1/yogurt natural
Aceite de oliva

El Garam Masala (mezcla de especias), a mi me gusta prepararlo cuando lo voy a utilizar para que no pierda su aroma. Yo lo elaboro picando en el mortero: el interior de cinco o seis semillas de cardamomo, pimienta negra y nuez moscada recién molidas, tres clavos rallados y algo de canela.

Elaboración:

Limpiar la cebolla y el pimiento y cortar en trocitos, añadir el ajo picado y el jengibre rallado.
Freír suavemente la cebolla, añadirle el ajo, el pimiento y el jengibre.


Añadir el garam masala y los tomates peledos y roceados, dejar reducir 30 minutos a fuego suave. A continuación incorporar el yogurt.


Dorar en aceite los trozos de cordero, escurrirlos y unirlos a la salsa que antes habremos pasado por el

 
minipimer, dejar cocer durante 30 a 45 minutos.


Yo para completar el plato he pasado por la sartén unas patatitas que he añadido al guiso.

Nota: Se puede acompañar con arroz pilaf, pasta o patatas como en este caso. 

Fuente: "Apéros Dînatoires. Les meilleures recettes marabout"                          

viernes, 27 de junio de 2014

MERMELADA DE MANZANA A LA MENTA




Otra vez una receta de mermelada y es que mis cuñadas el otro día me regalaron un libro publicado por Rústika ediciones con más de 200 recetas de conservas, licores, chutneys, confituras, frutas en aguardiente..., la misma noche ya empece a practicar, comencé con esta mermelada que me pareció apetitosa y original.

Me gusta introducir la menta fresca y muy picadita en ensaladas, sopas frías de verano..., y que decir en los mojitos, ¿qué sería de un buen mojito sin la menta?. Combina muy bien con el eneldo, la albahaca y el jengibre. No concibo las Habas a la Catalana sin una buena ramita de menta... Y dicho todo esto añadiré que no abuséis de esta hierba pues según dicen si se toma en cantidad produce insomnio. 

Bueno pues cuando vi esta receta me dije: ésta la pruebo, y no me arrepentí, quedó una mermelada deliciosa. Os transcribo la receta que elaboré tal cual:

Ingredientes:

200 gr. de hojas de menta piperita
1 kilo de manzanas
700 g de azúcar 
1 limón

Elaboración: 

Lavar, pelar y trocear las manzanas. Picar finitas las hojas de menta y rallar la piel del limón. Reunir todo en una cazuela y calentarlo a fuego medio, espumando y removiendo hasta que la manzana se deshaga. Pasar la mezcla por el pasapurés para obtener un puré verde. 


Mezclarlo con el azúcar y el zumo del limón. Poner de nuevo la mezcla al fuego y, cuando rompa a hervir, proseguir la cocción a fuego lento hasta que espese. 


Envasar la mermelada, cerrar los tarros herméticamente y dejarlos enfriar boca abajo.


Luego y eso es lo que más me gusta, etiquetarlos  y adornarlos como os apetezca

Nota: Yo antes de terminar la cocción pasé el minipimer por la mezcla, ya que en casa nos gustan las mermeladas sin tropezones

Fuente: Conservas caseras de Ediciones Rústika.

lunes, 9 de junio de 2014

SÁNDWICH DE MASCARPONE AL AROMA DE CANELA


No se si os pasa a vosotros, a veces hago una receta un montón de veces, luego me olvido totalmente de ella  y al cabo del tiempo me pregunto ¿aquellas galletitas que hacia y que tenían tanto éxito, como eran, eran de canela o de vainilla, que ingredientes llevaban....? En algunas ocasiones soy incapaz de recordar la fórmula  y menos aún de donde la saqué.


Pues esto me ha pasado con estas galletas, que fueron un buen recurso durante un tiempo para acompañar un café, o para servir junto a un helado..., gracias a Dios en esta ocasión me acordé de la fuente, esta receta me la pasó mi amiga Lu y por suerte, ella más previsora que yo, la tenía en su archivo, por lo que esta mañana he podido elaborar la receta.

En realidad es una receta tan, tan sencilla, que en cinco minutos está preparada, sólo es necesario contar con los ingredientes, allá voy:

Ingredientes:

Galletas Napolitanas u otras finas de mantequilla
100 gr.de queso Mascarpone
30 gr. de azúcar
Media cucharadita de café de canela, (no incluir este elemento si las galletas son las Napolitanas que ya lo llevan en su masa)
Unas almendras tostadas picadas (optativo)
Azúcar glas

Elaboración:


Los sándwiches deberán quedar pequeñitos, por ejemplo si las galletas que utilizamos son las Napolitanas las partiremos suavemente por la mitad ayudados de un cuchillo.

Mezclar bien el Mascarpone con el azúcar y en su caso la canela y las almendras, hasta obtener una pasta homogénea, repartirla generosa y homogéneamente sobre una galletita y cubrir con la otra, echar azúcar glas por encima y ¡chan! nuestra obra esta terminada, ¡uf que trabajo!.

Es conveniente servirlas poco después de su elaboración para que no se ablande la galleta, y desde que estén terminadas hasta que se sirvan guardar en la nevera.

Nota: Nosotros podemos elaborar también las galletas, si es así deberemos hacerlas muy finas.



También podemos mezclar al Mascarpone una cucharada de buen cacao, el resultado es igualmente delicioso.

Fuente: Mi amiga Lu

jueves, 5 de junio de 2014

KIWI AL CAVA


Cuando era muy pequeña me encantaba que me explicaran una y otra vez el cuento de Pinocho, todo lo que querían que yo hiciera, decían que lo hacía Pinocho. Si me tenía que lavar los dientes resultaba que Pinocho se los lavaba con un precioso cepillo de dientes de color verde, casualmente como el mío, si hacía muchísimo frío y no me quería poner la bufanda, pues Pinocho iba calentito envuelto en un preciosa bufanda de color rojo como la mía, no me gustaba comer mermelada en el desayuno pero como Pinocho...

Siempre he asociado las mermeladas con Pinocho y aunque sigo sin ser una gran amante de las confituras, me encanta elaborarlas y regalárselas a mis amigos. El otro día mis cuñadas me regalaron un interesante libro de recetas de conservas caseras, por lo que a medida que las vaya haciendo os iré dando nota de las mejores.

Había oído hablar de la mermelada de kiwi al cava hace tiempo y tenía ganas de probarla. En casa siempre tengo kiwis y es que son tantas las propiedades de esta fruta que yo concretamente la tomo a diario. Tiene gran cantidad de vitamina C y E, es rica en potasio, poco calórica, favorece el tránsito intestinal por su gran contenido en fibra, ¿qué más, qué más?, a si, está muy rica.

Bueno pues la otra tarde que me sentí inspirada me atreví con esta confitura, en realidad la hice utilizando más o menos las proporciones fruta/azúcar que suelo utilizar normalmente, añadiendo únicamente limón y cava.

Ingredientes:



1 kilo de kiwis pelados
750 gr de azúcar
El zumo de un limón
Una copa de unos 200 ml de cava

Elaboración: 

Limpiar meticulosamente los tarros de cristal, reservarlos 

Cortar los kiwis pelados a trocitos e introducirlos en una cazuela, añadirles el zumo de un limón y el azúcar.

Llevar al fuego y no dejar de remover, espumar si fuera preciso. Pasados unos diez minutos retirar del fuego 



y utilizar el minipimer para obtener la textura deseada, volver al fuego y seguir removiendo, cuando ya vayamos obteniendo el espesor deseado unos cinco minutos antes de terminar nuestra mermelada añadimos el cava sin dejar de remover


Llenar los tarros con la mermelada obtenida, cerrarlos bien y colocarlos boca a bajo. Dejarlos así unas doce horas para que queden bien sellados. Etiquetar y guardar en lugar fresco.


Nota::Una forma de saber si la mermelada está en su punto es  echar una cucharadita en un plato:  si rueda por el con dificultad nuestra mermelada estará en su punto. No obstante en cuanto al espesor y la textura cada quien tiene sus gustos

Fuente: Improvisando en la cocina

domingo, 18 de mayo de 2014

ENTRANTE DE JUDIAS VERDES


Ya empiezan a apetecer los platos frío, la verdad es que ya estoy un poco cansada de verduras hervidas, que por aquello de que son sanas y que no engordan en casa son el primer plato habitual. Bueno pues sin salirme de la "consabida" verdura hoy he preparado una ensaladita fresca de judía verde y para acompañar al "consabido" bistec he aliñado unos tomatitos que me traje de Almería, que están buenísimos. Ya sabéis que cada vez que bajo por allí voy a ver a Lola y Fernando que tienen unos invernaderos en los que


 cosechan deliciosas hortalizas sobre todo tomates, y siempre me vengo con un alijo. Nos encantan

Ingredientes:

1/2 K. de judía verde
una cebolleta picada
2 huevos duros
Virutas de jamón
Varios tipos de tomates
Champiñones laminados
Aceite al aroma de hierbas, sal


Elaboración: Unir todos los ingredientes  y aliñar con una vinagreta.

Esta ensalada no tiene más que, en este caso, ser la primera ensalada de verano. Siempre en cuanto llegan los primeros calorcitos, al igual que guardo los abrigos y las mantas escondo la olla a presión y destierro de mi despensa la mayoría de los ingredientes que me han acompañado durante el invierno. Ahora empezarán los gazpachos, salmorejos, sopas frías, deliciosas ensaladas en todas sus versiones. Ya estamos en plena época de cerezas y nísperos, empiezan las nectarinas. Aunque aún algo caras, adornan las fruterías los melocotones, los melones y las sandías.


Es un lujo pasear por los mercados, el otro día estuve en La Boquería y era una auténtica paleta multicolor y no digamos las paradas de flores de las Ramblas

Nota: Se pueden añadir unas gambas o langostinos cocidos, en ese caso prescindiríamos del jamón

Fuente: Familiar

domingo, 11 de mayo de 2014

AJOBLANCO



Realmente soy un auténtico Guadiana, apareciendo y desapareciendo, y es que aunque por donde me muevo puedo seguir vuestros blogs, tengo bastantes dificultades para publicar, aunque creo que a partir de ahora este problema se va a solucionar.

He estado bastante tiempo por las bonitas tierras andaluzas y de ahí os traigo una receta: el Ajoblanco. Una receta de origen humilde que se elaboraba ya en tiempo de los romanos; sopa fría  muy popular en las provincias de Almería, Málaga, Córdoba, Jaén y en algunas zonas de Extremadura, que está compuesta de almendras crudas molidas, pan, aceite, vinagre, ajo, agua y sal. Se puede tomar sola o acompañada de trocitos de melón, uvas y hasta de virutas de jamón.

Con estos ingredientes lo he tomado de muchas maneras, servido en un vaso para beber directamente, a modo de gazpacho para añadirle trocitos de melón, como si fuera un dip para acompañar con vegetales o bastoncitos de pan... He llegado a la conclusión de que cada cocinero tiene su receta y sus preferencias y que cada familia cuenta con la mejor receta del Ajoblanco.


Yo os dejaré la receta que a mi me pasaron y que me parece buenísima, me la dieron en Frigiliana, ¿conocéis este pueblo, conocéis La Axarquía?

Yo, y aquí dejo de manifiesto mis lagunas culturales, nunca había oído hablar de esta comarca hasta hace tres o cuatro años, siempre decíamos que la visitaríamos pero nunca se presentaba la ocasión, hasta que este año nos fuimos a conocerla.


"La Axarquía es una región histórica de Andalucía enclavada en la provincia de Málaga. Desde el punto de vista geográfico, la comarca, también llamada Axarquía-Costa del Sol, se halla en la parte más oriental de la provincia de Málaga. Su capital, y ciudad más importante, es Vélez-Málaga y a los residentes de la comarca se les denomina axárquicos. Incluso cuentan con el axarco. El axarco es una moneda que creó Antonio Gámez en 1988 con la intención de dar cohesión y unidad a la comarca y que se acepta en algunos de sus establecimientos, aunque ha caído en desuso. La mayoría de los ejemplares de monedas y billetes están actualmente en manos de coleccionistas. Su capital, y ciudad más importante, es Vélez-Málaga, y cuenta con 31 municipios"

Realmente esta comarca merece una visita, perderse en las calles blancas de Torrox o Frigiliana, pasear por 


Velez Málaga, bañarse en  playas de Rincón de la Victoria, callejear por Nerja, visitar sus cuevas.... Deambular por los cultivos de mangos, papayas, chirimoyas y, sobre todo aguacates, cultivados gracias a su microclima también dan un factor añadido de interés a esta ruta.

Bueno que llevo días sin aparecer y entro enrollándome como una persiana. Pues vamos ya con el Ajoblanco

Ingredientes:

150 gr. de almendras
200 gr. de pan seco 
2 dientes de ajo
1/2 litro de agua muy fría
1 vaso sin completar de aceite de oliva
un buen chorro de vinagre
sal

Elaboración:


Escaldamos las almendras y les quitamos la piel, o mejor aún las compramos crudas y peladas.

En el cuenco donde lo vayamos a preparar colocamos las almendras, los ajos, la sal y un poquito de agua. Lo trituramos bien. Añadir el pan al que habremos quitado la corteza y que habremos humedecido con agua previamente, seguimos batiendo. Cuando todo este bien ligado añadimos el aceite suavemente como si estuviésemos haciendo una mayonesa, y poco a poco también el vinagre y el agua y.... ¡chan! ya tenemos nuestro delicioso Ajoblanco.

Lo reservaremos en la nevera hasta la hora de servir.

Nota: Como os he comentado he tomado el Ajoblanco muy clarito en vaso, un pelo más espeso como si de


un gazpacho se tratase y  también lo he tomado a modo de dip acompañado de palitos de pan o vegetales, 


me ha gustado de todas maneras es un plato refrescante y muy apropiado para los días calurosos que pronto nos visitarán.

Fuente: Carmen de Frigiliana.

viernes, 28 de marzo de 2014

SAQUITO DE HUEVO Y VERDURAS SOBRE PURE



Ya estamos en primavera y mañana tenemos cambio de hora, no sé vosotros pero yo estoy encantada. Las temperaturas empezarán a ser agradables, las tardes laaaargas, los paseos por el campo repletos del aroma 


dulzón de las flores silvestres, enseguida se podrán recoger las plantas aromáticas como el romero, el tomillo, la ajedrea, el hinojo, con las que luego aromatizaremos nuestros aceites y platos. Para mi estos 


meses hasta finales de junio son mis preferidos. Bueno y después de este rollo bucólico vamos ya con la receta.

Hoy la receta es de este "saquito" que encontré de la revista Cocina de Verano. Es un primer plato suave y muy apropiado para iniciar una comida ligera.

Ingredientes:

4 huevos
4 cebollas
2 puerros 
2 calabacines 
Aceite de oliva
Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

Cortar una de las cebollas en juliana fina, Pocharla con un poco de aceite de oliva a fuego suave

Lavar un puerro, cortarlo finamente y añadirlo a la cebolla, Cuando este tierno agregar un calabacín cortado en medias lunas

Sazonar con sal y verter medio litro de agua; dejar cocer tapado durante 20 minutos. Transcurrido ese tiempo colar, guardando el caldo y triturar, si nos parece demasiado espesa añadirle un poco de ese caldo que acabamos de reservar. Pasar el puré por un colador chino.

Preparar los saquitos de huevo poché forrando con film transparente el interior del bol y romper el huevo dentro . Agregar un poco de cebolla picada finamente y un poco de puerro y calabacín también cortados muy finos. Cerrar los extremos del papel dándoles la forma de saquitos. Introducir en el microondas y cocer por espacio de 15-20 segundos, sacarlos del micro y desenvolverlos. Las que tengáis el ovo de leckue podéis hacerlo en él, como he hecho yo.

Presentar en un recipiente transparente echando primero las crema de verduras y sobre ella el saquito, adornar con trozos minúsculos de piel de calabacín.

Nota se pueden sustituir las verduras con otras de vuestra preferencia como: champiñones, berenjena, zanahoria...

Fuente: Cocina verano 

sábado, 1 de marzo de 2014

DIPS, DIPS, DIPS....


No se vosotros, pero en casa poco a poco hemos tenido que ir cambiando los hábitos en cuanto a los aperitivos. Antes se componían de patatas chips, queso, jamoncito, embutidos, croquetas,  y alguna que otra fritanga. Ahora con el rollo del colesterol y de no echarse encima ningún kilo de más, hemos ido sustituyendo todo esto por platillos más livianos y una gran solución han sido los dips.

Hoy os dejaré una muestra de alguno de los que solemos preparar:

DIP DE ANCHOAS


Ingredientes:
1 tarrina de Queso Philadelphia light
8 filetes de anchoa

Elaboración: Triturar con el minipimer y listo.
Esta sencilla receta me la paso mi amiga Lu hace tiempo y es de las que tiene más éxito entre mi familia y mis amigos. Es muy adecuada también para tomar en un "Tast" de vinos, para borrar sabores entre unos y otros.

DIP MUTÁBAL (Receta árabe)


Esta receta libanesa me la pasó mi cuñada Gloria, a la que se la pasó su hijo Arnau, y yo la he tuneado un poquito y este es el resultado.

Ingredientes:
2 berenjenas
3 diente de ajo asados y pelados
Una pizca de ajo crudo (depende de lo picante que nos guste pondremos más o menos)
Una cucharilla de postre de comino molido
Una cucharada sopera de tahini (crema de sésamo que se encuentra en supermercados)
Aceite
Un chorrito de limón  colado
Pimentón dulce o picante según el gusto y sal

Elaboración:
Partir las berenjenas a lo largo colocarlas sobre un escurridor, espolvorearlas con sal gorda y dejar por espacio de una media hora para que pierdan el agua. Pasado ese tiempo lavarlas bien y secarlas  con papel absorbente. Colocarlas en el horno precalentado a 180º y dejarlas por espacio de una media hora. Luego una vez que estén a una temperatura en que las podamos manipular sin quemarnos, las pelaremos y chafaremos su pulpa.

A esta pulpa añadiremos todos los ingredientes menos el aceite y el pimentón. Mezclaremos ayudados de la batidora, debe quedar una crema suave pero espesa que llevaremos a la nevera Probaremos y rectificaremos cualquier ingrediente según nuestro gusto. A la hora de servir añadiremos un chorrete de aceite y pimentón.

DIP DE ALCACHOFAS



La idea de esta receta la saqué de la revista Olive y también la tuneé un poco, bueno algo más que un poco.

Ingredientes:
1 bote de corazones de alcachofa lavados escurridos y secados con papel absorbente
1 yogur natural light sin el suero
1/2 tarrina de queso Philadelphia light
Un puñado de alubias cocidas
1 cucharada de postre de comino molido
Zumo de medio limón

Elaboración
Mezclar todos los ingredientes menos el yogur y el zumo de limón con la batidora, a continuación añadirle estos dos ingredientes mezclando suavemente. Llevar a la nevera hasta la hora de servir.

DIP "SPUMA DI TONNO"


¿Como llegó a mi esta receta?. Pues también me la paso mi cuñada Gloria, a quien se la pasó nuestro sobrino Rafa, a quien se la enseñó su "mamma",  y a la que probablemente enseño su "nonna".

Ingredientes
2  latas de atún ovaladas bien escurridas
2 huevos duros
1 tarrina de Philadelphia light
2 pepinillos pequeños
Sal y pimienta

Elaboración
Triturar todo con el minipimer.

Para acompañar:
Palitos de pepino, zanahoria, apio... palitos, tortitas cortadas en gajos.

Cuando hago gajos de tortita como los de la foto las humedezco ligeramente por la parte trasera y luego pincelo la parte superior con un aceite que tengo preparado, al que he añadido orégano sal y pimienta que he triturado previamente,  corto las tortitas en gajos y las llevo al horno precalentado a 180º donde las dejo unos momentos. Deben quedar menos tostados que los de la foto (en estos se me fue la mano) 


Fuente: Las mencionadas

Nota: Además de estas recetas que os he dado hoy, o de la "barrusca", que os presenté en otra ocasión, en los supermercados podéis encontrar otros muchos dips ya preparados de:  barandada de bacalao, humus, tzatziki, tahini, tarama...

martes, 4 de febrero de 2014

PANNEKOEKEN


Ya os dije en mi anterior entrada que en diciembre estuve por tierras holandesas, tierra de quesos, tulipanes 


y bicicletas, muchas bicicletas. De allí me traje algunas recetas como la que hoy os dejo los "pannekoeken".

Los "pannekoeken" son unos creps que suelen tomarse en los almuerzos, ya sea como plato principal si son salados o como postre si son dulces.

De todos los que probamos, tal vez los que más nos gustaron fueron los de los tres huevos y no me preguntéis por qué les ponen nada menos que tres huevos porque no pude aclararlo, pero la verdad  es que a pesar de ser un homenaje al colesterol estaban buenísimos. Aunque los que he puesto en la foto los hice con tres huevos, lo normal es que en casa los prepare con uno o a lo máximo con dos. Es un plato delicioso al que se le pueden añadir todos los elementos que queráis y que además acompañado de una ensalada constituye toda una comida.

Ingredientes:
Para los creps:

200 gr. de harina
2 huevos
1/2 litro de leche
mantequilla
sal y pimienta

Para el relleno:
Queso Gouda, Edam,  Emental o una mezcla de cualquiera de ellos.
Huevos
Tomate
Jamón o bacon
Orégano 

Elaboración: 
En un cacito derretimos un par de cucharadas de mantequilla, reservamos.
Con batidora unimos la leche con la harina y los huevos, salpimentamos y dejamos reposar en la nevera 45 minutos.
Asamos ligeramente los tomates cortados en rodajas y ya podemos preparar los "pannekoeken"

Con la mantequilla derretida que tenemos reservada y ayudados de un papel de cocina untamos una gran sartén que llevaremos al fuego, cuando esté bien caliente le echamos un cazo de masa de creps,


 inmediatamente le añadimos el jamón o bacon a continuación el tomate,  los huevos y el queso que puede ser rallado o en lonchas, salpimentamos, y espolvoreamos con orégano. Moviendo la sartén hacer que le masa quede bien repartida, cuando nos parezca que ya está cocida dar la vuelta ayudados de un plato. Hacer por el otro lado, enplatar ... y ya tenemos el "pannekoeken" listo para comer.


Otro día os dejaré la receta del "pannekoeken de acelgas

Nota: Este es un plato de imaginación  al que como he dicho podéis añadir un montón de elementos.

Fuente: Cocina holandesa